Elsa y Hope, un koala y un wombat que se volvieron inseparables durante la cuarentena mundial

Con frecuencia vemos animales interactuando entre ellos e inmediatamente pensamos que se trata de una amistad, pero el concepto puede ir mucho más allá. Según la especie, esta relación se da de forma diferente.

Un buen ejemplo de ello ocurrió en las inmediaciones del Parque Zoológico de Australia, donde un hermoso koala y un tierno wombat se convirtieron en los mejores amigos durante el aislamiento por la cuarentena mundial para evitar la propagación del Covid-19.

Una relación de amistad tan divertida como inusual que nos muestra otra cara de la moneda, ya que, si bien el confinamiento obligatorio nos ha mantenido separados de nuestros seres queridos, también nos ha ayudado a iniciar nuevas relaciones y crear amistades improbables como la de este par de personajes.

Ambos debieron compartir durante mucho tiempo el mismo recinto dentro de una de las más populares y visitadas atracciones de Nueva Gales del Sur, Australia: el Australian Reptile Park, en Sommersby.

De esta manera, Elsa, la koala y Hope el wombat, crearon esta hermosa relación aprovechando la cuarentena y el vacío de público para conocerse más de cerca, ya que solo pasan los días compartiendo entre ellos y con sus cuidadores.

Elsa y Hope han crecido juntos y se han vuelto inseparables 

Debido a que los wombats son una especie muy cercana a los koalas, los cuidadores no dudaron en permitir que estuvieran juntos a buen resguardo, lo que no sospechaban era que florecería un fuerte lazo de unión entre ambos.

“¡No les llevó mucho tiempo convertirse en los mejores amigos! Elsa nació en el Parque el año pasado. Su madre estaba experimentando mastitis, así que tuvimos que intervenir y uno de nuestros cuidadores la crió. Hope nos llegó como rescate después de que su madre fue atropellada y asesinada por un automóvil”, dijo Dan Rumsey, cuidador del zoológico.

Los guardianes del zoológico ahora los dejan verse y saludarse con ese suave choque de narices que tanto gusta a este tierno dúo, cuyo pasado es tan similar que los vuelve aún más cercanos. Y es que ambos fueron criados a pulso por el personal del zoológico desde que eran muy pequeños.

“¡Nos sorprendió bastante que se formara la amistad! Aunque como especie, el Wombat y el Koala están relacionados, es inusual verlos interactuar así”, añadió Rumsey.

Dame un beso de nariz

Por su parte, la cuidadora de Elsa, Hayley Shute, dice que esta amistad es una luz de esperanza en medio de todo lo que estamos viviendo en la actualidad, y espera que esta bonita relación siga creciendo y se haga cada vez más fuerte, segura de que llamará la atención de los turistas en un futuro.

“Elsa y Hope son excelentes embajadoras de la vida salvaje australiana y nuestra vida silvestre necesita toda la ayuda que pueda obtener”, dijo Hayley.

Desafortunadamente, Australia ha visto mermada su población de koalas desde el inicio de los trágicos incendios forestales a principio de este año, con la peor tasa de extinción de flora y fauna en el mundo, situación altamente preocupante pues, si no se actúa como debe ser, probablemente para el 2050 esta especie desaparezca del planeta.

En la actualidad el amplio parque zoológico volvió a abrir sus puertas para todo aquel que desee presenciar esta hermosísima amistad en tiempo real, en vivo y directo.

Comparte este relato de amistad con tus mejores amigos. Se trata de una bella historia que arroja una ráfaga de luz y esperanza en medio de la oscuridad de los días y las noches que nos ha traído este convulsionado año 2020.