Preñada y a punto de dar a luz la tiran a la calle, pero no deja de brillar ante la cámara

Dejar a un animalito solo y desprotegido en la calle siempre será un acto cruel, pero más aún cuando hablamos de una criatura que dentro de su vientre lleva otras vidas.

Lamentando mucho, esto no conmovió a los responsables de Pickles, una pitbull de 2 años que fue encontrada en la calle por los oficiales de Control Animal.

Cuando Pickles estaba en las últimas semanas de su embarazo, sus dueños simplemente se cansaron de ella y decidieron que ya no querían tenerla.

Preñada y a punto de dar a luz, la pobrecita fue arrojada a la calle

calle

Los oficiales que la encontraron en la calle la recogieron de inmediato y quedaron conmovidos al ver su estado.

Pero, al comunicarse con sus “responsables”, éstos decidieron que ya no la querían consigo así que no pensaban reclamarla en lo absoluto.

La pobre Pickles fue a dar a un refugio pero su embarazo estaba avanzado y necesitaba otro tipo de cuidados.

Debido a su condición, en el lugar decidieron que era preferible enviarla a Pits & Giggles Rescue.

Se trata de un centro especializado en perritas embarazadas y lactantes, así que la futuar madre estaría bien atendida y no sólo ella, sino sus cachorros también, en el momento en que nacieran.

Una verdadera ternura esta mamita, es inconcebible que la hayan dejado sola cuando más los necesitaba

En el refugio se encariñaron rápidamente con la personalidad de “Mamá Pickles», como le dicen de cariño.

“¡Mamá Pickles es un constante meneo de cola y besos suaves, quiere estar bajo tus pies y en tu espacio en todo momento! Definitivamente, es una hermosura,  aunque tiene un poco de travesura en sus ojos”, dijo Lauren Casteen Sykes, voluntaria de Pits & Giggles Rescue.

No sabían la magia y la luz que escondía esta super mamá

El centro no sólo se encarga de cuidar a las perritas y sus cachorros sino de buscarles un nuevo hogar.

Así que, con motivo de una campaña de adopción, decidieron hacer unas fotografías a los canes. Pero, ¿adivina quién destacó ante los ojos de Sykes, la dueña de Enchanted Hills Photography?

La dulce Mamá Pickles lució más que hermosa con su barriga de embarazada

Aunque Sykes tenía en mente unas poses feroces y atractivas para la sesión de la futura mamá, Pickles hizo de las suyas y decidió ella por completo cómo llevar el asunto con su divertida personalidad.

«Estaba tan emocionada que apenas podía quedarse quieta. ¡A ella le encanta el cariño y las golosinas y estaba feliz de participar! ¡La parte más difícil fue lograr que se quedara quieta porque ama tanto a la gente!», dijo Sykes.

La parte más adorable de la historia se selló con las 8 preciosuras que trajo al mundo

Después de tan bella sesión, esta modelo en potencia sólo debía esperar la llegada de sus cachorros pero la espera fue bastante corta pues ese mismo fin de semana tuvo su parto. La valiente madre dio a luz a 8 cachorros completamente sanos y hermosos.

Los chicos del refugio decidieron hacer una nueva sesión de fotos con Pickles y sus perritos y en ella la mamá se mostró llena de orgullo.

Qué linda se ve esta feliz mamita junto a sus bebés

Pasarán algunos meses antes de que esta familia esté en adopción, pero esperemos encuentren un lindo hogar que les brinde el cuidado y el amor que se merecen.

Es una lástima que el egoísmo de los primeros responsables de Piclkles haya llevado a esta perrita a las calles, pero por fortuna su vida cambió completamente de rumbo.

Por favor, ayúdanos a crear conciencia a través de la historia de esta hermosa pitbull. ¡Paremos las irresponsabilidades, dile no al abandono!