Embarazada es eclipsada por el caballo que hizo reír a todos con sus ocurrencias

La llegada de un nuevo miembro en la familia es una ocasión ideal para acumular tiernos recuerdos; por eso, las sesiones de maternidad se han hecho tan famosas. En Indiana (Estados Unidos), una mujer no quiso perder la oportunidad de tomarse hermosas fotografías de su embarazo, junto  a su esposo y los demás seres a los que ama.

Su bebé que está en camino y sus caballos.

Lo que la fémina jamás imagino es que los animalitos terminarían por robarse toda la atención y uno en particular le ha dado unas imágenes que seguramente nunca olvidará.

Este caballo café se robó todo el show.

La pareja contactó los servicios de la fotógrafa profesional Kristen Zaffiro, quien es especialista en retratar a mujeres embarazadas.

Por lo general las madres eligen sets originales, con los cuales puedan identificarse; así que hacer las fotos en las caballerizas de los clientes no resultó nada extraordinario para Kristen.

La futura mamá, Amanda, ama tanto a sus caballos que debían complacerla.

La diversión llegó después de las primeras fotografías, cuando uno de los caballos de la pareja quiso demostrarles a todos sus cualidades artísticas. El equino demostró quien era realmente la estrella del lugar.

El caballo encantó a todos con sus divertidas expresiones.

Según relató Kristen, la sesión transcurría con normalidad hasta que los caballos entraron en escena. Al principio los animales no parecían interesados pero cuando ella pidió que al menos sonrieran, parece que el equino entendió a la perfección.

“Cuando llegamos a la hora de hacer las fotos de los caballos, no estaban de pie como esperábamos. Finalmente conseguimos que se dieran la vuelta de la manera correcta y dije: ‘Al menos podrías sonreír’. Cuando me reí, él sonrió más”, relató Zaffiro.

La criatura le dio a la fotógrafa justo lo que pedía: una gran sonrisa y las fotos más hilarantes que jamás hubiésemos visto.

Mientras que Amanda y Phil, los futuros padres, no podían contener la risa por la curiosa escena y parece que sus carcajadas animaban más al caballo que terminó relinchado de felicidad.

Todos disfrutaron tanto el momento.

Amanda y Phil mantienen una conexión especial con sus caballos pero jamás imaginaron que este chico acapararía toda la atención y además les robaría el corazón.

Los papitos esperan que su pequeño sea tan amante de estas criaturas como lo son ellos.

La pareja quería unas hermosas fotos para recordad la dulce espera de su pequeño, pero además de eso obtuvieron un momento único que seguramente jamás podrán olvidar. Ahora no solo tienen hermosas fotos para mostrarle al bebé cuando este crezca, sino que habrá una anécdota que les contarán a todos sus amigos.

Los animales nos alegran con sus ocurrencias pero este caballo además de guapetón es inteligente y divertido, así que merece que compartas su historia y que el mundo reconozca su talento como modelo.