Un niño de 8 años se negó a dejar solo a un perrito que yacía gravemente herido en la carretera

Sabemos que no ha hay nada más real y tierno que las acciones de un niño, por ello cuando Hüseyin el-Hasan, de tan solo 8 años de edad realizó un hermoso gesto de compasión y solidaridad hacia un perrito callejero, rápidamente el mundo puso los ojos sobre él.

Hüseyin a diferencia de muchos otros niños de su edad ha tenido una vida muy difícil desplazándose de un lugar a otro por la devastadora guerra de Siria.

El niño actualmente se encuentra como refugiado en Turquía.

El niño vio a un perrito callejero padeciendo en el suelo tras ser fuertemente impactado por un vehículo, el conductor se dio a la fuga y lo dejó tendido inmerso en su dolor.

Si bien el niño pudo continuar su camino, decidió quedarse a su lado y consolarlo mientras la ayuda llegaba.

Aunque había poco que el pequeño pudiera hacer para aliviar el dolor del perrito herido, eso no impidió que Hüseyin lo intentara, regresó a su casa y trajo un manta con la que cubrió el perrito tembloroso.

La noticia salió en el medio de comunicación turco Anadolu Ajansi.

El valiente niño pidió ayuda a otras personas quienes llamaron a control animal, mientras él dulcemente consolaba al perrito.

Los rescatistas llevaron al perrito al veterinario donde recibió toda la atención médica necesaria, lamentablemente, el impacto afectó algunos de sus órganos y al poco tiempo el perrito falleció.

Las acciones del niño rápidamente se hicieron virales.

Medios locales informan que cuando el niño se enteró de la muerte del perrito quedó con el corazón roto, sin embargo, sus buenas acciones no pasaron por alto.

El alcalde de la ciudad, Cuma Özdemir, sorprendió al niño en su casa para honrarlo y homenajearlo por su admirable acción.

El niño recibió varias mantas de regalo por parte del alcalde la ciudad.

Özdemir durante la visita comentó al respecto:

Si bien el gesto de Hüseyin puede parecer poco común para algunas personas, representa lo mejor de la humanidad”.

Las acciones del pequeño niño nos confirman que el que menos tiene es quien más da. Un claro ejemplo que son las pequeñas acciones lo que hace la diferencia. Deseamos más personas se motiven a realizar un pequeño gesto de amor y así salvarle la vida a tanto perritos callejeros que tanto lo necesitan.

Comparte este valioso gesto en tus redes que nos demuestra que en el corazón de los niños solo hay espacio para la empatía y nobleza, es compromiso de todos cultivar en ellos esos valores.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!