En el refugio no le permiten adoptarlo por su sonrisa «inaceptable», pero él asume los riesgos

Dustin Kelley revisaba a los peludos que estaban en el refugio local cuando uno de ellos llamó su atención. A diferencia de los otros cachorros que ladraban en sus perreras este Golden Retriever llamado Zeus estaba sentado en la esquina de su jaula con la cabeza inclinada.

Enlaces patrocinados

Dustin en ese momento no estaba buscando adoptar, pero cuando descubrió que ese cachorrito de aspecto muy triste estaba programado para ser sacrificado al día siguiente debido al hacinamiento, cambió de opinión.

Pero el personal del refugio no estaba dispuesto a que se lo llevara explicando que el perro era básicamente «inaceptable» debido a su hábito de mostrar los dientes.

“El personal del refugio me dijo que Zeus tenía comportamientos agresivos como lo era su sonrisa, y que probablemente no sería un perro muy bueno porque no estaba entrenado y no era social. Pero me atrajo ese niño triste que estaba en la esquina de su perrera. Le dije que lo llevaría a casa y que, si resultaba no encajar bien en mi casa, al menos le habría dado unas semanas de vida”.

Finalmente, el refugio accedió a continuar con la adopción. Después de completar el papeleo Dustin vio la sonrisa de Zeus por primera vez, y no fue lo que esperaba.

“El encargado del refugio lo sacó de su perrera y lo llevó al vestíbulo para que pudiéramos irnos. No voy a mentir, definitivamente me asusté un poco al principio».

Durante los primeros meses de llegar a casa, Zeus seguía siendo ese perro triste del refugio. No sonreía, no movía la cola, ni mostraba su personalidad.

Enlaces patrocinados

“Después de los primeros tres meses empezó a sonreír todo el día, todos los días, y ahí fue cuando me di cuenta de que estaba mostrando los dientes porque estaba emocionado, no porque estuviera enojado”.

Pero poco a poco este cachorro fue confiando en su nuevo padre, y su sonrisa empezó a aparecer.

«Creo que una vez que se dio cuenta de que no iba a renunciar a él y que ahora esta era su casa, realmente se abrió y su personalidad cariñosa y divertida comenzó a brillar».

Cinco años después, la sonrisa de Zeus se ha convertido en su adorable marca registrada.

Enlaces patrocinados

¡A todos les encanta!

“Por lo general, es el centro de atención en la oficina de su veterinario, el peluquero, la tienda de mascotas, el Starbucks y cualquier lugar que frecuentamos. Una vez que lo ven gritan que el cachorro sonriente ha vuelto, y todos salen corriendo a verlo».

Dustin no podía imaginarse un perro más perfecto y está muy contento de que se haya arriesgado con Zeus, y que Zeus se haya arriesgado con él.

Enlaces patrocinados

“Ha estado conmigo en algunos de los peores momentos de mi vida. Y cada día malo, su sonrisa me ha hecho sonreír. Yo podría haberlo adoptado, pero definitivamente fue él quien me rescató».

Comparte esta gran historia que nos muestra que los milagros de amor sí existen.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!