En medio de su lucha contra el cáncer dedica todas sus fuerzas para encontrar a su perrito

Kyran Anderson nunca imaginó que lograría forjar una relación tan especial con el perro de su amigo. En diciembre del 2018 accedió a cuidar a un hermoso mestizo de labrador y chihuahua. Su dueño se estaba mudando y sólo lo tendría un par de semanas. Sin embargo, ambos desarrollaron un nexo tan fuerte que su dueño decidió que lo mejor sería dejarlos juntos. Estaban hechos el uno para el otro.

“Se suponía que sólo lo cuidaría unos días pero se terminó convirtiendo en mi perro”.

Un tiempo después, Kyran fue diagnosticado con un linfoma y comenzó a recibir todo tipo de tratamientos. Se trata de uno de los momentos más duros de su vida, pero ha logrado conseguir fuerzas en todo el apoyo y cariño que le brinda su perrito. Cada vez que J.R lo visita en el hospital su mirada se ilumina y su salud comienza a mejorar.

“Me ha ayudado a lo largo de todo el tratamiento. Era el único que lograba sacarme una sonrisa en medio de una situación tan difícil”.

Por desgracia, el perrito se encuentra actualmente extraviado y el angustiado Kyran ha acudido a las redes sociales para pedir ayuda. No hay nada más difícil que no saber si el pobre J.R se encuentra con vida, si está comiendo y cuenta con un techo para poder protegerse del frío.

J.R. tiene el pelaje negro y una pequeña mancha de color blanco en su pecho.

Con las largas estadías de Kyran en el hospital, J.R quedaba en casa junto a sus compañeros de piso. Uno de ellos abrió la puerta para salir y antes de darse cuenta el perrito había salido a toda velocidad. Desde entonces han estado buscándolo sin descanso.

El perrito pesa 9 kilos y vive en Adamsville, Atlanta.

J.R tiene un microchip con toda la información de Kyran así que esperan que alguien logre encontrarlo y lo llamen. Desde que se perdió, su dueño se encuentra verdaderamente destrozado. Ese lindo peludito es su familia y en medio de la lucha contra el cáncer no ha podido hacer más que preocuparse por él.

“Por favor. Si alguien lo ve no duden en llamarme. Lo apreciaré demasiado. Si él no está cerca me siento cada vez peor”.

Esperamos que este perrito se encuentre sano y salvo y pueda reunirse lo más pronto posible con su familia. Las calles no son un lugar seguro para ningún peludito y su dueño lo necesita más que nunca.

Comparte esta nota para apoyar a Kyran y dar a conocer la información sobre J.R. Cada pequeño gesto resulta muy valioso para ayudar a reunir a un perrito con su familia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!