En menos de 30 minutos un perro rescata a un niño con autismo que estuvo perdido durante horas

Quienes somos padres sabemos del pánico que se siente cuando un niño se aleja deambulando y lo perdemos de vista. Los pequeños andan en su propio mundo y en un parpadeo que tengamos, aprovechan para salir a explorar.

Por eso es que nos resulta hasta cierto punto normal que un niño se pierda en cualquier lado: un parque, un supermercado o una multitud.

Sin embargo, un niño con autismo requiere aún más cuidados y, como veremos en esta historia, muchos padres de estos niños conocen muy bien a lo que me refiero.

En el estado de Florida, en Estados Unidos, un niño diagnosticado con un trastorno del espectro autista (TEA) fue hallado por los cuerpos de seguridad de la zona en un bosque cercano a su residencia, rodeado de zarzas y lleno de barro.

Audra Hughes y su hijo Edric

El niño de tres años de edad, motivado quizás por algún estímulo externo, se las arregló para salir de la casa de su abuela quien estaba a su cargo, mientras esta se encontraba en el baño.

Al llamar al niño sin obtener respuesta y buscarlo por toda la casa, la angustiada nana hizo la denuncia de la desaparición de su nieto en la Oficina del Condado de Santa Rosa, quienes de inmediato se dieron a la labor de búsqueda del menor.

Los ayudantes del sheriff dicen que deambuló por el bosque detrás de la casa de un vecino en Pace, un suburbio de Pensacola en Florida Panhandle, y se perdió.

“Las palabras más aterradoras que una madre puede escuchar por teléfono son: ‘Tu hijo está desaparecido, regresa a casa ahora mismo’”, dijo Audra Hughes, la madre del bebé.

Después de dos horas de búsqueda infructuosa y con el tiempo jugando en contra, los agentes decidieron echar mano de sus infalibles sabuesos K-9. No pasaron ni treinta minutos cuando se oyó la buena nueva de que el pequeño había sido por fin encontrado.

Las autoridades no se rindieron hasta encontrar al niño

“Una vez que el perro fue puesto a trabajar, pasaron 28 minutos hasta que encontramos al niño”, dijo el sheriff  Bob Johnson.

Debido al sitio espinoso donde fue hallado, Edric presentó algunos leves arañazos y picaduras de insectos, pero nada grave, afortunadamente.Por su parte, San Parker, el comisionado del Distrito Uno, saludó la feliz noticia y felicitó a todo su equipo por un trabajo bien hecho.

“Buen trabajo, Oficina del Sheriff del Condado de Santa Rosa. Sus sabuesos encontraron a un niño autista de 3 años desaparecido que se perdió en el bosque. Gracias a todos los que ayudaron”, escribió.

Muchas veces los niños con autismo pueden ser impulsivos y suelen deambular o salir de un lugar seguro para ir tras algo que les llama la atención, como agua, el parque, los árboles de un bosque, o simplemente como un mecanismo de defensa para alejarse de una situación que les resulta estresante o les da miedo, como ruidos fuertes, alboroto o luces brillantes.

Cualquiera que haya sido la razón que llevó a Edric a salir solito de su casa y perderse, si tienes niños pequeños, pero aún más, si poseen esta misma condición, ¡no te duermas!.

Asegura tu hogar, sin importar la edad de tu hijo. Cierra bien las puertas exteriores e incluso considera la posibilidad de instalar algo que te alerte cuando estas se abran.

Gracias a estos hermosos e inteligentes sabuesos esta historia tuvo un final feliz

Comparte esta afortunada historia con final feliz y mantente atento a cualquier signo poco común en la personalidad de tu hijo y a su seguridad.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!