En un hotel ofrecen como atracción cenar con jirafas y otros animales silvestres cautivos

Rescatistas y defensores de animales trabajan incansablemente para recordarnos que todos los animales merecen vivir en su hábitat natural. Gracias al trabajo de las Fundaciones, muchos zoológicos y acuarios han cerrado sus puertas y cientos de especies son trasladados a santuarios en donde podrán llevar una vida libre en un ambiente seguro.

Las jirafas son consideradas como «especie vulnerable» por el progresivo descenso de su población.

Lamentablemente, hay quienes siguen insistiendo en utilizar a seres vivos como una simple fuente de entretenimiento. El Hotel Port Lympne ubicado en una reserva de Kent, ha anunciado por todo lo alto un nuevo hospedaje conocido como Giraffe Hall. Se trata de una serie de cabañas de lujo inspiradas en la arquitectura de los siglos XV y XVI.

El hospedaje en el hotel tendrá un costo de casi dos mil dólares la noche.

Sin embargo, su mayor “atractivo” es que ofrece a los huéspedes la opción de compartir con las jirafas que hacen vida en las instalaciones.

Esto resulta alarmante ya que ofrecen a los huéspedes la experiencia de ver a los animales a través de la ventana como si se tratase de una jaula en el zoológico para divertirse a expensas de los animales.

Al parecer, en el lugar no solo habrá jirafas sino también leones y lobos.

Este tipo de actividades pueden resultar verdaderamente peligrosas tanto para los humanos como para los animales involucrados.

“Podrás acercarte más que nunca y hacerte amigos de las jirafas. Las podrás ver a través de las ventanas. Quizás tenga la suerte de alimentarlas”, aseguran las promociones del hotel.

Una de las cosas más alarmantes es que ofrecen “servicios” en donde las personas podrán dar comida a las jirafas. Esto resulta muy peligroso ya que tanto niños como adultos podrían dar alimentos que no sean apropiados para los animales, sin mencionar la posibilidad de que dejen a su alcance cualquier objeto que deje en riesgo su salud.

El hotel está inspirado en uno muy parecido ubicado en Kenia.

En más de una ocasión, la interacción de humanos con los animales de los zoológicos ha resultado en una verdadera tragedia y en un lugar como el Giraffe Hall están todas las condiciones para repetir esos errores.

“Más animales en cautiverio para que la gente juegue a que los alimenta. A veces parece que no hemos aprendido absolutamente nada”, opinó un usuario en las redes.

No se debe promover una interacción con animales silvestres; especialmente sin tomar en cuenta incontables medidas de seguridad. Se trata de seres vivos que merecen vivir tranquilos en su espacio sin tener que lidiar con los humanos.

Es hora de que los humanos dejemos de utilizar a los animales como una simple fuente de beneficios económicos. Une tu voz y comparte esta nota para exigir que se tomen acciones contra esto.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!