Encuentra a un zorrito bebé llorando por su mamá en el jardín de su casa y hace lo correcto

Cuando una criatura está pequeña, el primer lazo fuerte que establece es con su mamá, por eso al separarse de ella los nervios lo atacan y es muy común que comience a llorar.

Esto sucede con los bebés humanos, pero también con las crías de diferentes especies. Un episodio de esta índole debió vivir un tierno zorrito que hace un par de semanas fue rescatado tras haberse extraviado del cuidado de su mamita.

Momentos de terror vivió esta indefensa criatura.

El bebé zorrito se perdió y fue a dar al jardín de una casa sin la posibilidad de reencontrarse por sí solo con su madre. Por fortuna, el dueño de la propiedad se percató de la presencia del animalito y lejos de intentar conservarlo, decidió hacer lo correcto.

El sujeto llamó a la Liga de Bienestar Animal de Arlington, en Virginia, para que fuesen ellos quienes controlaran la situación.

Esa simple decisión fue suficiente para que la historia tuviese un final feliz.

El hallazgo ocurrió el lunes 5 de abril y la Liga de Bienestar Animal decidió hacerla pública a través de su Facebook, al día siguiente.

«Un propietario local escuchó un pequeño llanto proveniente de su jardín y descubrió a este zorro bebé, solo y llorando por su madre. ¡Nos llamaron de inmediato!», explicaron en el mensaje.

 

Los funcionarios Sgt. Ballena y el oficial Elpers hicieron acto de presencia en la propiedad para atender la situación. Por fortuna, el pequeñín se encontraba con buen ánimo y salud.

El zorrito estaba hidratado y con su pancita llena pero un poco asustado porque no veía a su mamá. Como era evidente que el pequeño había sido alimentado recientemente, los funcionarios sospecharon que la madre estaría cerca.

La operación de rescate se enfocó en reencontrar a la familia.

Ballena y Elpers estaban seguros de que la mamá zorra volvería por su pequeño, así que metieron a la criatura en una cesta para que no pudiese salir, pero sí que su mamita lograra sacarlo en el momento en que lo viese.

Para completar el plan, los funcionarios ubicaron la cestita en un lugar seguro dentro del mismo jardín y pidieron al dueño que estuviese pendiente de la situación. Eso sí, debía hacerlo sin acercarse al lugar para no exponerse en caso de toparse con la mamá.

Así esperó el pequeño la aparición de su madre.

El plan funcionó y a la mañana siguiente se produjo el reencuentro más hermoso. La zorra fue al lugar y pudo rescatar a su pequeñito, así lo aseguró la Liga en su cuenta de Facebook.

«El dueño de la casa lo vigiló el resto del día, y nos complace informarles que a la mañana siguiente, ¡la madre había recuperado a su bebé de manera segura!», publicó la organización.

Este feliz reencuentro puedo ser posible debido a la intervención de esos profesionales que hacen todo por salvar y proteger la vida silvestre. Además, el zorrito también contó con la suerte de extraviarse en el jardín de alguien muy amable que también se unió al plan por reunirlo con su mamita. 

Esta es la clase de historias que vale la pena multiplicar, comparte esta nota en tus redes y que la gente vea que estos finales felices también son posibles.