El difícil rescate de un gigante león marino que estaba obstruyendo el tráfico en una carretera

Los habitantes de Washington se encontraron con un inusual compañero en la carretera: un enorme león marino que parecía explorar el lugar con mucha curiosidad.

En cuestión de horas, las autoridades habían recibido varios llamados así que acudieron para que averiguar qué sucedía.

El león marino fue hallado en las afueras de Castle Rock.

Se trataba de un león marino de Steller. La fuente de agua más cercana se encontraba a una enorme distancia así que había estado caminando durante muchas horas.

El león marino no le hizo daño a nadie pero estaba causando bloqueos en las carreteras y durante un tiempo incluso se instaló cómodamente en la entrada de una propiedad.

El león marino pesaba poco más de 200 Kilos.

Estaba claro que había que ayudarlo a volver al agua antes de que resultara herido. Los Oficiales de Pesca y Vida Silvestre permanecieron allí junto a los rescatistas de la Sociedad Humana del Condado de Cowlitz para no perder de vista al enorme mamífero mientras esperaban la llegada de un remolque.

Los leones marinos de Steller pueden llegar a alcanzar hasta más de 3 metros de longitud.

Este tipo de rescates son realmente inusuales pero entre todos se aseguraron de brindarle al hermoso león marino toda la ayuda que necesitaba. Una vez que llegó el remolque para el traslado, algunos recomendaron que lo mejor sería sedarlo.

Un animal de ese tamaño requeriría de al menos 5 dardos para sedarlo.

Sin embargo, esto podía tener un efecto negativo en su salud y decidieron proceder al rescate sin necesidad de utilizar ningún dardo, lograron acorralarlo hasta que no le quedara otra opción que subir al auto y ser trasladado.

“Fue una situación realmente interesante. Es un animal enorme y él no quería dejar que nadie se interpusiera en su camino”.

Estos animales no suelen mostrarse agresivos con los humanos. Sin embargo, si se sienten estresados o creen que su vida está en peligro pueden reaccionar de manera inesperada.

Por suerte, todo salió en orden y el león marino regresó sano y salvo al mar. Parece que el mamífero se encontraba siguiendo el rastro del olor a pescado dentro del bosque.

Todo parece indicar que nació en el río Cowlitz, específicamente en el arroyo Creek.

Es un alivio saber que este hermoso mamífero recibió la ayuda que necesitaba y no resultó herido.

¿Algunas vez te imaginaste que podría haber un lobo marino por el bosque? Comparte esta rescate tan particular.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!