Encuentran a un perrito luchando por su vida abandonado en la nieve tras hacerle perder su ojito

Numerosos son los casos de abusos que se presentan contra los animales y penosamente en muchos de ellos las víctimas terminan por pagar con sus vidas los deseos malsanos de sus agresores. No obstante, hay recuperaciones milagrosas que merecen ser contadas y el de Falcón es uno caso verdaderamente emblemático.

El día en que sus rescatista lo hallaron no tenían ni idea de todo lo que había sufrido.

En una zona alejada de la civilización en Rusia, fue dejado este pobre animalito que languidecía desprotegido ante la inclemencia del frío.

Cuando el equipo de Animals Rescue 101 lo rescató, el can parecía haber perdido toda esperanza de sobrevivir y fue poca la interacción que demostró en ese primer contacto.

El pobre no podía ni con su cuerpo.

No solo se trataba de las secuelas por lo tortuoso del clima, sino que Falcón tenía uno de sus ojitos lastimados pero lo peor se descubriría después. 

Como ocurre en estos casos, los voluntarios llevaron al perrito de inmediato a un veterinario para realizarle un chequeo general. Después de algunos estudios los rayos X le dieron sentido a la historia.

Falcón tenía traumatismo craneoencefálico

Alguien había lastimado a tal punto al can que perforó su cabeza. Sus salvadores presumen que el atacante había sido la misma persona que después lo dejo de lado en la nieve en esa zona solitaria en la que lo encontraron. El caso de un perrito abandonado se convirtió rápido en una verdadera pesadilla.

Los hombres no podían menos que sentir profunda pena por Falcón.

Debido a las agresiones que sufrió, su ojito izquierdo estaba también lesionado y lamentablemente no pudo recuperarse. Lo que sí estaban seguros los rescatistas es que harían todo por sacarlo adelante y fue así como el perro entró en la sala de terapia intensiva.

La ayuda hacia este amiguito se desbordó.

Falcón recibía tratamiento intravenoso cada 4 horas para ayudarle a soportar el dolor. Además del monitoreo constante de los especialistas. Pese a que fueron días difíciles, ahora todo ha valido la pena pues el can logró recuperarse.

Aunque no pudo recuperar su ojito.

Falcón logró ponerse nuevamente de pie y cuando fue prudente la organización comenzó a buscar a una familia interesada en amarlo. El panorama era complejo pues el perrito no solo era invidente de un ojo, sino que necesitaba cuidados especiales. 

Su nuevo humano debía ser alguien amoroso y paciente.

Con muy buena suerte que la persona indicada apareció en el camino y el valiente Falcón fue adoptado. Ahora este perrito lleva una vida de calidad y su aspecto nada tiene que ver con el can abandonado en la nieve

Pese a las reiteradas agresiones que hemos visto en contra de los animales, este tipo de casos no dejan de sorprendernos. Resulta difícil digerir todo el daño que una persona puede ocasionarle a seres indefensos como un perrito, pero frente a tantas mentes oscuras siempre hay corazones dispuestos a ayudar.

Es nuestro deber acabar con todo esto, comparte esta historia y rechaza contundentemente todas las abusos cometidos contra los animales. ¡Ellos también merecen vivir en paz!