Encuentran a una leal perrita desolada en una propiedad vacía, confiaba que regresaran por ella

Tener un perrito es una gran responsabilidad y compromiso, un acto de amor que no se juzga ni mucho menos se abandona bajo ningún motivo.

Sin embargo, hay personas que parecen no comprender esto y toman decisiones a la ligera abandonando a sus mascotas, quienes quedan vulnerables y completamente solos esperando que las personas a quienes amaron tanto vuelvan por ellos.

Su antigua familia vendió la propiedad y la dejaron sola.

Desafortunadamente, el abandono de perritos es una realidad latente en nuestra sociedad, aunque es difícil comprender que alguien pueda ser capaz de abandonar a un ser que solo llega a nuestra vida para llenarla de amor, es algo que pasa.

Esto es algo que recientemente hizo una familia que estaba lista para mudarse a su nuevo hogar, al parecer querían comenzar una nueva vida pero en sus planes no estaba la dulce la Madison, la adorable perrita que abandonaron en la inmensa y vacía propiedad.

Asustada encontró refugio en un angosto pasillo.

La perrita fue hallada por el agente inmobiliario quien se acercó a inspeccionar la propiedad, para su sorpresa, se encontró a la perrita desorientada y hambrienta, esperaba ansiosamente que sus dueños regresaran por ella.

Tristemente esto nunca sucedió, por varios días el agente alimentó a la perrita, esperaba que la familia hiciera algo por la pequeña Madison, pero tras varios días comprendió que la habían abandonado sin sentir ningún remordimiento.

Sus rescatistas lograron ganarse su confianza.

Fue entonces, cuando contactó al grupo de rescate de Hope For Paws quienes llegaron para brindarle toda la ayuda que la perrita necesitaba.

Al principio Madison se rehusaba a ir con sus rescatistas, incluso se escondió entre dos paredes, después de usar algunas estrategias y ganarse su confianza, finalmente la perrita entendió que eran buenas personas y se rindió ante sus cuidados.

Comenzó una nueva vida al lado de personas que la aman incondicionalmente.

Esta hermosa bola de pelos pasó varias semanas sin recibir ningún tipo de limpieza e higiene para su cuidado, su pelaje estaba completamente sucio, además estaba cubierta de pulgas y garrapatas.

Afortunadamente, sus rescatistas se encargaron por completo de ello y ahora es una adorable perrita completamente limpia y muy saludable.

Ama tener toda la atención y ser la consentida de la casa.

Increíblemente, no pasó mucho tiempo para que Madison fuera adoptada. Después de su rescate solo fue cuestión de días para que conquistara el corazón de una mujer que la hizo parte de su familia.

Ahora disfruta de una nueva vida al lado de seres que la aman y le dan el trato que se merece. Infinitas gracias a todos los que hicieron posible que esta dulce perrita disfrutara de una nueva oportunidad.

No hay acto más despreciable que ofrecerle amor a un perrito para luego abandonarlo. No olvidemos que nuestras acciones son el reflejo de lo habita en nuestro corazón. Comparte esta historia y sigamos apostando por un mundo donde todos los animalitos reciban el amor y respeto que se merecen.