Entran en pánico tras avistar a un gran felino salvaje en el patio del vecino y acude la Policía

Cuando hablamos de una mascota pensamos en animales domésticos, sin embargo, hay algunas de estas especies que tienen características muy similares a los animales que pertenecen a la vida silvestre, y el protagonista de esta historia es uno de ellos.

Se trata de un gato de Savannah, que sin querer aterrorizó a los vecinos de una de las zonas residenciales más exclusivas del norte de Londres tras ser confundido con un felino salvaje. 

Aunque este gato es doméstico, fácilmente puede ser confundido con un guepardo o el cheetah por su pelaje con manchas negras y su tamaño.

El gato de Savannah es una especie híbrida muy difícil de conseguir que nace del cruce entre un serval, que es un gato africano, y un gato doméstico común.

Es la más grande de todas las razas de gatos domésticos y considerada una de las mascotas más costosas.

Los vecinos alertaron a la policía sobre la presencia de “un gran felino salvaje” y terminó siendo la mascota de algún milllonario del vecindario.

A pesar de que no son peligrosos, tienden a asustar a la gente por su tamaño, y eso fue lo que pasó tras ser visto en una de las lujosas casas en la zona más frondosa de Hampstead, uno de los vecindarios más caros y exclusivos de Londres.

Todos estaban aterrados porque pensaron que un felino salvaje estaba rondando por el jardín trasero de un vecino, sin saber que en realidad era solo un gato de Savannah.

“Se llamó a la policía cerca de las 21:00 horas. Los oficiales asistieron a la escena. Un experto en animales también asistió y evaluó visualmente al gato; concluyó que no creía que el animal fuera peligroso o una amenaza para el público”, dijo un portavoz de la Policía Metropolitana.

La Policía armada y expertos en animales acudieron para intentar atraparlo ante la complejidad de su captura, pero todo fue en vano.

Cuando un vecino vio asomar la cabeza de un gato mientras estaba cenando con su hija en el jardín no se preocupó, pero después el felino se movió y dejó al descubierto su enorme cuerpo. Se aterró y salió corriendo a la casa.

“Tomé una foto en el camino, fue aterrador”, dijo un vecino.

Finalmente, la tranquilidad y la calma volvió a la zona cuando descubrieron que se trataba de un gatito que hasta podrían haberle dado cariño sin problemas.

Sin lugar a dudas, que la apariencia de este tierno y apacible gato puede asustar a cualquiera a simple vista.

¿Qué harías tú si te encontraras un bello ejemplar como este rondando por tu vecindario? Déjanos tu opinión en los comentarios y comparte esta curiosa historia con tus amigos.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!