Envió a su perro a un programa de entrenamiento sin pensar que no lo volvería a ver

Muchos son los que consideran a sus mascotas como parte de su familia, incluso como sus propios hijos. Para quienes tienen hijos saben lo difícil que es confiar en alguien para que cuide de ellos, antes de llevarlo al jardín o al colegio se piensa mucho. Además que se busca el mejor lugar y las mejores referencias; a la hora de buscar quien cuide o entrene a tu mascota deberías tener el mismo cuidado.

Rachel Grace Tyrer, de Jonesboro, Arkansas, tenía un hermoso hijo canino llamado Ollie y necesitaba ser entrenado, por lo que la joven decidió llevarlo al programa de obediencia de 4 semanas de Hunter Nelson.

Cuando Rachel encontró a Ollie él estaba en muy mal estado, por lo que la joven intentó contactar a su antiguo dueño; sin embargo, al no tener noticias, decidió adoptarlo. El perro había tenido 3 dueños antes de conocer a su mamá Rachel, por lo que era de entender que no tuviera muy buenos modales.

Ese programa de obediencia parecía ser exactamente todo lo que Ollie necesitaba para empezar su nueva vida feliz con su nueva mamá, pero era importante invertir en su salud. La joven gastó una fortuna en la recuperación del perro, y cuando finalmente estuvo saludable, era el mejor momento para que Ollie aprendiera modales nuevos.

Pero las cosas no salieron como ella creía, cuando Rachel llevó a Ollie al programa de Four Legged Retrievers de Hunter Nelson creyó que su estadía en ese lugar sería solo de 4 semanas, pero esas pocas semanas se convirtieron en 11 semanas.

Rachel dice que las semanas pasaban y no tenía noticias de su perro, que al comunicarse con Nelson él le decía que el perro se encontraba bien y que pronto subiría fotos de él a Facebook y la etiquetaría.

Pero esto nunca pasó, la joven se quedó esperando muchas veces las supuestas fotos que le serían enviadas; durante todo ese tiempo, Nelson programó varias citas para que Rachel pudiera reunirse con su cachorro, pero estas citas fueron canceladas con la excusa de que Nelson se encontraba ocupado.

La joven pensaba que tal vez era cierto, después de todo Ollie no era el único cliente del programa. El hombre incluso le dijo a Rachel que su perro era muy malo y difícil de entrenar.

Las excusas que recibía Rachel de parte de Nelson no pararon de llegar, incluso le dijo que su perro había mordido a un entrenador, pero al averiguarlo resultó ser mentira.

Finalmente, la joven llamó al programa y se le informó que no había ningún perro llamado Ollie en el programa, todo ya era demasiado raro y sospechoso.

Animal Channel / Bored Panda

11 semanas después de cientos de excusas y citas canceladas, al fin Rachel supo algo de su perro. La joven recibió un mensaje de texto en el que se le dijo que su perro había fallecido y que ya había sido enterrado.

«No me llamó desde que mi perro supuestamente falleció”, dijo Rachel. “Traté de llamarlo y él no contestó. Intenté llamarlo y él me dijo que lo sentía, que estaba ocupado, que hablaría contigo más tarde. Era tan turbio. No lo entiendo”.

Rachel no recibió ningún tipo de justicia por la desaparición de su perro, cuando Nelson fue interrogado sólo dijo que el perro murió al ser mordido por una serpiente y que éste no lo llevó a tiempo al veterinario; sin embargo, dice que le dio un entierro digno.

Por su parte, Rachel cree que el hombre miente y que seguramente él vendió a su perro; por otra parte, cientos de usuarios de Facebook acusaron a Nelson diciendo que él ya ha realizado casos similares con otros animales.

Que la historia de Rachel sea un ejemplo para todos, hay que pensar dos veces con quien dejar a nuestras amadas mascotas. ¡Compártelo!.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!