Es ciega y busca un hogar para ella y para su hermanito que se ha convertido en sus ojos

Cuesta creer que haya personas capaces de dejar a su suerte a seres tan vulnerables y dependientes como los perros que han sido sus mascotas. Adoptarlos es un compromiso para toda la vida, y en caso de no asumirlo abandonarlos jamás debería ser una opción.

Una perrita fue abandonada con sus cachorritos en un área rural de Luisiana, Estados Unidos, los dejaron sin alimento y a la deriva.

La madre, junto a sus ocho perritos raza terrier estaban en grave peligro hasta que una pareja los encontró. Por suerte, quienes los hallaron decidieron cuidarlos hasta que los cachorros dejaran de alimentarse de leche materna.

Les ofrecieron todo el amor y protección que necesitaban después de vivir una experiencia tan amarga.

Después que los cachorros estaban listos para trasladarse a otro lugar, viajaron junto a su madre más de 2.000 kilómetros a San Diego, California. Allá los recibió un refugio de animales, Helen Woodward Center, donde se ofrecieron a encontrar el hogar adecuado para cada perro.

Los cachorros rápidamente enamoraron a muchas familias, en pocos días, la madre y seis de sus bebés fueron adoptados, cada uno encontró un hogar donde seguramente velarán siempre por su bienestar.

Pero hay dos hermanitos que no han logrado encontrar una familia: Star y Denver son los últimos perros de la camada en encontrar un hogar.

No ha sido fácil encontrar una familia para ellos porque necesitan estar juntos: Denver se ha convertido en los ojos de su hermanita Star, quien es sorda y ciega.

Por eso es tan importante que permanezcan juntos, cada vez que Star parece desorientada, su hermano se comunica con ella.

Jackie Kelleher, quien maneja las redes sociales del refugio, dijo que Star no aparenta tener ninguna discapacidad, la describe como una perrita independiente, activa, la única condición para tener una vida normal es reconocer a través de su olfato la presencia de su hermano.

En el refugio cuidan mucho a Star y se aseguran de que Denver está siempre a su lado, él la motiva a hacer nuevas aventuras, mientras ella reconoce con sus sigilosas patitas cada espacio.

Denver siempre está atento a las necesidades de su hermana, es su luz y su guía. Verlos juntos es una demostración de su gran empatía y amor, los une un vínculo grandioso.

Esperan encontrar a una familia que esté dispuesta a adoptarlos a los dos para que puedan permanecer tan unidos por el resto de su vida. Comparte su historia.

Más noticias sobre: