Amorosa salchicha no se aparta de su amiga paralizada después de que a las dos las abandonaron

Un perrito salchicha que fue abandonado con un gatito discapacitado se negó firmemente a dejar de lado a su compañero.

Los dos fueron encontrados al borde de un camino. Los voluntarios de Seminole County Animal Services, en Florida, dieron por fortuna con esta singular pareja y no dudaron en ayudarlos.

Estas lindas amigas fueron abandonadas en el borde de un camino

Idgie, un salchicha de 2 años, gruñó y protegió a Ruth cuando los oficiales de control de animales se acercaron. La gata de 7 meses no usaba sus piernas y solo podía arrastrarse para moverse.

Fueron llevados al refugio y desde entonces han sido inseparables. Idgie se dedica casi por completo a Ruth. Si consigue un juguete nuevo, se lo llevará a ella para que lo observe. Si otro perro se acerca, Idgie se pone entre el animal desconocido y la minina.

Estos amiguitos especiales ahora pueden tener la tranquilidad de que nada podrá separarlos

Si Ruth es llevada a algún lugar sin ella, la salchicha se enoja mucho y se pone realmente muy ansiosa. La verdad, ella está decidida a ser la compañera inseparable de esta gatita.

Afortunadamente, Jacqueline Borum se convirtió en una aliada ideal para garantizar que Idgie y Ruth no pasaran demasiado tiempo en el albergue. Ella se hizo cargo de la adopción de esta singular pareja y ambas consiguieron un lugar perfecto.

Jacqueline ama a sus nuevas mascotas

Por muchos años Jacqueline Borum ha ayudado a muchos animalitos a encontrar su lugar en el mundo, junto a personas excepcionales.

De hecho, también dirige Hollywood Houndz Boutique & Spa y allí es donde Idgie y Ruth viven en estos momentos. Comparten un cojín grande junto a la ventana delantera de la tienda, donde se acurrucan y juegan juntas.

Ruth tiene una singular parálisis, pero se siente muy feliz

Las dos reciben mucho amor y atención de todo el personal y son las favoritas de los clientes que entran. Borum le dijo al Orlando Sentinel: «Hemos visto amistades entre perros y gatos antes, pero nunca nada como esto».

Borum también se aseguró de que Ruth tuviera una silla de ruedas para gatitos para poder moverse a sus anchas. Esto de verdad ha ayudado mucho a que la minina sobre independencia y gane seguridad.

Este par de mascotas se propusieron permanecer juntas para siempre y las personas que estuvieron involucradas en su rescate y recuperación hicieron un buen trabajo al encargarse de que siga siendo así.

Sin importar la crueldad de la persona que decidió deshacerse de estas pequeñas, ahora ellas han dado vuelta a la página y avanzan con alegría hacia un futuro maravilloso.

Esta perrita y su amada gatita estarán siempre juntas

Si esta historia te ha emocionado, no dudes en compartirla en tus redes sociales.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!