Escucha un grito impactante en el agua y se enfrenta a un tiburón blanco para salvar a su esposa

Seguramente cuando piensas en el mar de inmediato vienen a tu mente imágenes hermosas que trasmiten paz, frescura y tranquilidad. Pero en ocasiones se viven experiencias extremas como la experimentada por una mujer en Australia, su esposo hizo lo que debió oportunamente para que pudieran contarlo.

Algo terrible estaba a punto de suceder

Chantelle Doyle es una mujer de 35 años que le encanta el mar y los deportes acuáticos. Ella y su esposo Mark Rapley se encontraban el 15 de agosto en Shelly Beach en Port Macquarie surfeando, y en un instante en que la mujer estaba sobre la tabla de surf un tiburón blanco se acercó sigilosamente y mordió la pantorrilla derecha y la parte detrás del muslo.

Mark intervino rápidamente e hizo todo lo que pudo con sus manos para evitar que el descomunal animal lastimara a su esposa, e incluso llegó a saltar sobre el lomo del escualo en un desesperado acto para defender del ataque a su indefensa mujer.

No estaban solos, habían ido con su amigo y compañero de surf, Peter Lobb que estaba cerca, y pudo darse cuenta por los sonidos de lo que estaba sucediendo. Después que pasó todo, Lobb mencionó que escuchó un grito desgarrador que provenía del agua.

Una vez rescatada por el esposo, le prestaron los primeros auxilios a Chantelle, y estaba más tranquila, pero al poco tiempo su pierna empezó a mostrar signos que preocupaban y era necesaria una atención médica inmediata.

“A Chantelle se le aplicó un torniquete en un intento por detener el sangrado, y seguía diciendo: Estoy bien. Estaba tan tranquila y relajada, pero después su pierna comenzó a entumecerse», explicó Lobb.

Jed Toohey fue otro de los testigos del incidente comentó a un medio de comunicación digital que nunca había vivido una experiencia parecida, lo impresionó mucho el grito de la mujer y ver las salpicaduras que estaban por todas partes.

No podía creer lo que sucedía

«Creo que la chica estaba surfeando con un grupo de personas cuando fue mordida, tomó un poco de esfuerzo quitarle ese tiburón. Escuché que el novio saltó de su tabla de surf y tuvo que luchar físicamente con el tiburón para alejarlo”, explicó Toohey.

De inmediato se comunicaron con el servicio de salvavidas, quienes no demoraron y rápidamente llegaron al lugar del suceso. Atendieron de inmediato a Chantelle y la trasladaron en ambulancia hasta el hospital, aunque ya un helicóptero había sido solicitado.

«Poco después de las 9:30 de esta mañana, los servicios de emergencia fueron notificados de una mujer que había sido mordida por un tiburón aquí en Shelly Beach”, aseguró James Turnham, del Servicio de Salvavidas de Australia.

Por fortuna la surfista está fuera de peligro y esperamos que se recupere pronto en su totalidad, por ahora es necesario mantener reposo y estar alejada por un tiempo de su tabla de surfear.

Nunca hay que importunar a los animales en su hogar

Comparte esta insólita historia con todos tus amigos y recuerda nunca alterar el hábitat de los animales.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!