Encuentran a un perrito acurrucado en un rincón esperando que se aliviara su dolor

Un perrito yacía en un rincón sin esperanza de sobrevivir a la crítica situación que enfrentaba. Su caso tocó el corazón de miles de personas, ningún animalito merece sufrir así.

Cuando pensamos en nuestros perros, pensamos en todo el amor que con gusto les damos. Cada comida, cada palmadita en la cabeza, cada momento que jugamos con ellos es otra oportunidad de regocijarnos en ese amor.

Pero el perro en esta historia, nunca había tenido la oportunidad de sentirse amado. Sin embargo, con un golpe de suerte, todo eso estaba a punto de cambiar.

El perrito estaba tendido en un rinconcito miserable, a esperas de que ocurriera lo peor

perrito

Su historia completa es desconocida. Lo que los voluntarios del equipo de rescate de animales de Filipinas creen, ya que entendía algunas órdenes de las personas, es que una vez perteneció a alguien.

Lo que sucedió después de eso es un misterio. Fue encontrado entre una pila de basura con hormigas arrastrándose sobre su piel desnuda a causa de una gran enfermedad cutánea. Olía muy mal de adentro hacia afuera.

El pobre perrito sufría de sarna avanzada, perdió la mayor parte de su pelo y, como su piel estaba expuesta, le dolía caminar bajo la luz del sol.

El pobre perrito estaba tan desnutrido que era solo huesos, por lo que, si estaba tendido en el suelo, sentía mucho dolor. Se sentía muy débil, estaba cansado.

Encontró un lugar a la sombra sobre un montón de basura y allí, en ese lugar miserable, esperó a que llegara su hora. Sin embargo, un grupo de voluntarios decidió cambiar este escenario por completo.

En este vídeo puedes ver cómo dos voluntarias del rescate de Filipinas, salvaron al perrito de un destino incierto:

Los rescatistas se negaron a dejarlo ir. Lo llevaron al veterinario y lo trataron por moquillo y sarna. También se abordó su desnutrición. Recibió líquidos intravenosos y una dieta alta en calorías.

El equipo de rescate de animales de Filipinas hará todo lo posible para mantener al perro cómodo mientras comienza a sanar. Nada es seguro para este perro, ahora llamado Chief.

No es posible garantizar que sobrevivirá, lo que sí es seguro es que vivió sus últimos días lleno de amor y de todas las atenciones que las circunstancias le negaron.

Vale la pena cada esfuerzo que están haciendo para darle una oportunidad real de luchar, a pesar de todo él sí quería cambiar su destino. El perrito se había resignado porque nadie acudía a ayudarlo, no encontraba salida a su dolor.

Aunque su condición era crítica, solo tenían que esperar que respondiera al tratamiento médico y sobre todo, el amor que finalmente estaba recibiendo.

Siempre es reconfortante saber que, sin importar lo malos que sean los pronósticos, hay personas que están dispuestas a dedicar hasta el último instante a salvar la vida de un animalito en apuros.

Para que la magia ocurra, solo es necesario mucho amor y una férrea voluntad de vivir por parte del animalito y esperamos que Chief la tenga de sobra, para que pueda alzarse por encima de la adversidad y disfrutar de una segunda oportunidad.

Historias como esta sirven de inspiración a otros para que tomen la iniciativa de ayudar a otros animales, a pesar de los adversas que parezcan las circunstancias. Por suerte, este perrito encontró ángeles de la guarda que hicieron todo lo posible para cambiar su destino.

Siempre merece la pena aliviar el sufrimiento de estos seres inocentes y vulnerables, en zoorprendente no nos cansaremos de defender los derechos de los animales, y alzar la voz para luchar contra los tratos injustos.

Más noticias sobre: