Estaban listos para ‘dejarlo ir’ pero Ralph se aferraba a la vida con todas sus fuerzas

Nunca subestimes la fuerza de voluntad de un perro o de un gato cuando decide aferrarse a la vida y luchar para sobrevivir. En muchas oportunidades hemos compartido contigo situaciones realmente sobrecogedoras de animalitos que se encuentran casi al borde de la muerte y que son capaces, a pesar de la adversidad, de alzarse con amor y valentía.

Hoy te vamos a compartir la historia de Ralph. Es uno de esos perritos que llegan a un estado de salud tan, pero tan delicado, que al verlo sencillamente no puedes explicarte cómo el animalito podría continuar con vida a pesar de tanto malestar.

Ralph estaba en la calles, esperando a que de un momento a otro le llegara el último suspiro

Ralph fue rescatado por los miembros de Sidewalk Specials. Recibieron una advertencia de una mascota que se encontraba en un estado verdaderamente lamentable. Se podría decir que el animalito estaba casi a un paso de marcharse a otro mundo, de no ser porque los voluntarios llegaron a tiempo para ganarle la carrera a la muerte.

Solo ver a Ralph en las calles arrugaba el corazón. Estaba completamente cubierto de sarna, había perdido el pelo de un modo increíble y sus costillas se veían a la perfección debido a su estado de desnutrición severa, así como de una profunda deshidratación.

Su desánimo y malestar era tal, que no tenía ni fuerzas para resistirse a los rescatistas

Su mirada era de verdad un pozo de tristeza y estaba tan enfermo y tan hambriento, que Ralph había perdido todas las fuerzas. Para los miembros de Sidewalks Specials fue realmente muy fácil llevárselo consigo. El perrito no tenía energías ni para atacar a sus benefactores, ni mucho menos para mostrar resistencia.

Para el rescatista fue muy fácil pasar una cinta alrededor de cuello de Ralph y llevárselo de ese lugar. Este sencillo gesto sería el verdadero inicio de una nueva vida para este animalito, pero aún faltaba lo más difícil: ¿estaría el perrito en capacidad de sobrevivir a su recuperación?

Ralph es una muestra de lo importante que es el deseo de vivir, no importa cuán mal te encuentres

El proceso para sanar a Ralph comenzó. En efecto, estaba en muy malas condiciones. No solo se trataba de una sarna severa, desnutrición y deshidratación, también tenía una infección en lo ojos y otro males que debían ser tratados.

La debilidad de Ralph era tal que no podía ingerir alimento o agua por sus propios medios, por lo que recibió atención constante, en la que los rescatadores tuvieron que hidratarlo y alimentarlo con la ayuda de una jeringa y otros implementos.

Recibió hidratación y alimentación de forma manual… ¡tal era su debilidad!

La tristeza que irradiaba su mirada era tal, que por momentos llegaron a pensar que no lo volverían a ver feliz, animado o compartiendo su amor con las personas, pero no perdieron la esperanza y Ralph, tampoco.

El perrito estuvo a la altura del compromiso y con amor, dedicación y paciencia logró salir adelante. Le tomó algunos días, algunas semanas, pero no había prisa, lo único importante es que la tranquilidad y el bienestar de Ralph llegara en algún momento y así ocurrió.

Lo que Ralph reveló a continuación fue una personalidad maravillosa. Era un perrito juguetón, alegre, lleno de vida. Supieron de inmediato que ante tanta dulzura y entusiasmo, muy pronto la familia indicada querría compartir su vida con él y así fue.

Ahora en un hogar amoroso para siempre con una mejor amiga llamada Lola, Ralph está viviendo su mejor vida. ¡Y estar vivo luego de todo lo que tuvo que pasar es un milagro en sí mismo!

¡Hoy Lola lo acompaña en su nuevo hogar y es un perro… irreconocible!

¡Tienes que amar los finales felices como estos! Por eso te invitamos a compartirlo.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!