Este gato decide tomarse la vida como si fuera un sombrero

Las ocurrencias de nuestros amigos los gatos son realmente muy genuinas, ellos siempre encuentran como divertirse y llevar la vida de una manera muy particular.

Y Freddy, como buen felino le hace honor a su especie. Este adorable gato no pierde la oportunidad para dejar muy claro que su creatividad es única y lo lleva a tomar la vida de una manera muy pero muy especial.

Chelley Tunez, dueña de Feddy nos trae una de las mejores ocurrencias de su gato.

Un día ella estaba mirando televisión en casa cuando su adorable gatito de 5 meses comenzó a bajar las escaleras detrás del sofá.

Pero lo que nunca se imaginó Chelley es que, su gato no bajaría por todos los peldaños como debe hacerse normalmente, sino que Freddy encontró un camino más rápido para llegar a ella.

«Simplemente asomó su cabecita a través de la barandilla y dejó caer su cabeza sobre la mía, y después siguieron sus pequeñas patas», dijo Chelley.

Chelley quedó muy sorprendida con la nueva ocurrencia de su gato. Sin lugar a duda, su mascota había encontrado un nuevo lugar donde descansar, y desde entonces Freddy no ha dejado de hacerlo, e insistiría en ser un gato sombrero.

«Lo hace al menos una vez por noche», dijo Chelley.

Para sorpresa de todos, Freddy no se conformó con hacerlo con su madre, sino que también empezó a posarse sobre la cabeza de su esposa.

 «Comenzó a hacerlo ahora también con mi esposo», añadió Chelley.

Después de que Freddy se acomoda en la cabeza de alguno de nosotros puede pasar de 10 a 20 minutos posado y descansando, es como si se tratara de un spa donde él pude relajarse.

Freddy tiende a relajarse tanto allí que comienza a resbalar, por lo que su madre lo ayuda a mantener el equilibrio como sí se tratara de un lindo sombrero felino.

Cuando el decide que ya descansó lo suficiente se desliza y se envuelve en el cuello como si se tratara de una bufanda.

«Cuando haya tenido suficiente, se deslizará por el costado de tu cabeza y se envolverá alrededor de tu cuello, como una estola», dijo Chelley.

Realmente esta ocurrencia es muy extraña, sin embargo, para este gato estar posado y descansar sobre la cabeza de las personas se ha convertido un hábito y es una manera d pasar un tiempo de calidad con sus seres queridos.

«Es ridículamente tierno», exclamó Chelley.

Estos padres no pueden rehusarse a la ternura de este pequeño gato que ha sabido conquistar sus corazones, y creo que el de todos.

Comparte estas divertidas y tiernas fotografías con tus amigos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!