Estos perritos enfrentarán la ley por robar el lugar de sus dueños en la cama y en sus corazones

Para los amantes de los perritos es muy común hacer de ellos parte de la familia y como buen núcleo terminan aprendiendo a compartir, incluso sus espacios más íntimos como sus propias habitaciones. Más de un perrito consentido no se conforma con estar en la habitación de sus papis humanos y terminan por apoderarse de sus camas.

Si como dueño de alguna mascota te sientes identificado con este “amoroso hurto”, espera a ver la siguiente selección de tiernos ladronzuelos que no sólo le han robado la cama a sus dueños, sino que terminaron por robar nuestros corazones.

¿Preparados? Pues vamos con este primer ladroncillo brabucón. El muy atrevido parece estar advirtiendo con su rostro que no debe ser molestado.

Que se caiga el mundo pero este pequeñín en pijamas no quiere que nadie lo moleste y pobre el que se atreva a invadir sus aposentos. La gran cama de su papi es sólo para él y ¡sí!, sabemos que sobra espacio pero no creo que él tenga muchas ganas de compartir.

Ahora, unos que sí están dispuestos a compartir son estos tres hermanitos Golden Retrievers.

Aunque la cama de su papá es más pequeña y ellos mucho más grande que nuestro perrito anterior, el amor que une a estas criaturas hace que el espacio sea suficiente para todos.

El siguiente grandulón si parece poco cómodo con la idea de compartir. Creo que el gatito lo reemplazó de su lugar y él no está muy a gusto.

Por eso este par parecen estar sólo dispuestos a compartir con los de su misma especie y que les hayan flechado el corazón.

Y si de buenos y merecidos descansos se trata, hay que mirar a este pequeñín. Parece que no conoce lugar más cómodo que la cama de su dueño.

Esta traviesa parece burlarse porque se ha adelantado y ganó el puesto más cómodo de la cama ¡Pobre de su papito!

 Él no quiere ser estorbo para nadie, así que mejor se escabulle entre las sábanas para que nadie lo descubra.

A algunos no les importa ser descubiertos.

Y otros sí que saben cómo ocultarse ¡Hola!,  ¿Hay alguien allí?

Aunque nos quedemos sin cama ¡qué más da!, ya nos han robado el corazón. Nos alegra saber que más de un dueño se enternece con los actos de sus peluditos y antes de recuperar su trono primero se reirán de sus poses y travesuras, así que: ¡Que nos sigan asaltando el puesto, igual los vamos a amar!

Comparte esta divertida selección de perritos dormilones y coméntanos si el tuyo también es así de atrevido o peor. ¡Comparte y déjanos llegar las fotos más tiernas de tus peludines!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!