Un perro en la oficina no solo reduce el estrés, también puede aumentar la productividad

Uno de tus más grandes sueños está a punto de hacerse realidad y es que muy pronto podrías llevar a tu mascota al trabajo para relajarte. Los animales son increíbles y su compañía es una de las mejores cosas que tenemos la dicha de tener. Una mascota nos hace felices en todos y cada uno de los aspectos de la vida, incluso en el trabajo. Y no lo digo yo, sino rigurosos estudios científicos.

Llevar a las mascotas al trabajo es algo común en grandes y modernas empresas como Google. Pese a que hace unos años podría haber sonado desatinado, en la actualidad tener una mascota en la oficina es una realidad y conlleva muchas ventajas. Siendo sinceros, cuando hay animales implicados las cosas siempre y en toda circunstancia mejoran.

Hace unos años, una investigación realizada por la Virginia Commonwealth University demostró que las personas experimentan menos estrés cuando un can está cerca puesto que acariciarlos baja el nivel de cortisol, la hormona que se libera como respuesta al estrés, y asimismo generamos más oxitocina que nos hace sentir felices.

“Si tu jefe te está haciendo pasar un mal rato, un perro puede hacer que sea más fácil poner en perspectiva ciertas situaciones. Puedes tomar un descanso y pasear al perro. Un animal en el trabajo hace que las personas estén más motivadas, les guste más su trabajo y experimenten menos estrés”, señaló la investigadora Marie José Enders.

Se llegó a esta conclusión después de que los investigadores tomaran muestras de saliva de un grupo de empleados de una fábrica, descubriendo que todos ellos tenían cierta cantidad de cortisol, sin embargo, solo los empleados que habían tenido a un perrito cerca tenían niveles bajos al final del día.

Además de esto, una mascota en la oficina puede ayudar a conocer a los compañeros más rápidamente porque facilita el complicado proceso de socializar, sobre todo cuando se tiene una personalidad tímida.

“Son un gran rompehielos. Sabemos por la psicología que si encuentras a alguien más amable, te acercas a él con facilidad. Y si alguien se parece a ti, porque también tiene un perro, por ejemplo, podría ser más fácil hacer un trato”, asegura la psicóloga del comportamiento Lotte Spijkerman.

Sin duda alguna, lo mejor que puede sucedernos es pasar tiempo con nuestros mejores amigos peludos incluso cuando vamos a trabajar. Ahora tenemos todos los argumentos para hacer esta singular solicitud a nuestro jefe y nunca más tendremos que ver sus tristes caritas al irnos de casa cada mañana.

¡Comparte esta increíble noticia con todos tus amigos y prepara el kit de tu mascota para que te acompañe al trabajo!

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!