Exhausto nadando en una playa encuentran al perro que estuvo perdido durante 2 semanas

El 06 de junio, un hermoso perrito Golden llamado Chunk estaba jugando con sus dueños.

Se encontraban en un bosque a las afueras de su casa jugando con una pelota. Habían hecho esto en incontables ocasiones y nunca pensaron que algo malo podría sucederle al peludito de tres años.

Chunk se alejó un poco para buscar la pelota y de pronto comenzó a correr a toda velocidad. Al parecer, vio algo que lo dejó muy asustado y quiso huir lo más lejos posible.

Chunk no regresó a casa. Desde esa misma noche sus dueños emprendieron una misión de búsqueda, pidieron ayuda en las redes sociales y contaron con el apoyo de oficiales y rescatistas.

Dos días después de su desaparición, una pareja lo vio cerca del puente Mantoloking.

Lo reconocieron por las imágenes que habían visto en las redes y trataron de retenerlo. El pobre Chunk estaba hecho un manojo de nervios y pensó que aquellas personas querían hacerle daño. No se dejó atrapar y tampoco pudieron seguir su rastro.

El 22 de junio dos oficiales que se encontraban resguardando la zona, recibieron una de las llamadas más extrañas en todos sus años de experiencia. Había un Golden retriever nadando hacia la costa de Jersey.

Los oficiales se subieron a un bote con motor y se acercaron hasta el perrito. Con mucha delicadeza lo guiaron hasta la costa y utilizaron una cuerda para subirlo a través del muelle.

Chunk seguía aterrado pero se las ingeniaron para resguardarlo y llamar a sus dueños.

“Estaba extremadamente cansado. Se veía hambriento. No había comido en días”, dijo el oficial Ferdinandi.

James y Marie Zangara, los dueños de Chunk, llegaron de inmediato. El perrito a duras penas contaba con las fuerzas suficientes para moverse, pero cuando vio a sus papás humanos comenzó a saltar de alegría.

No podía creer que finalmente se había acabado esa larga pesadilla.

“Ver el alivio de los dueños fue hermoso. Les faltaba un miembro de su familia y finalmente había regresado. El perro también estaba demasiado feliz de verlos”, dijo Ferdinandi, uno de los oficiales.

Es un alivio saber que el hermoso Chunk se encuentra sano y salvo nuevamente. Realizó una verdadera travesía y finalmente volvió a mover su colita de alegría para celebrar su reencuentro con sus dueños. Una familia nunca está completa sino está junto a su peludito.

No dudes en compartir esta historia para celebrar el maravilloso trabajo de los oficiales que ayudaron a que Chunk regresara a casa.