Fabrica casas rodantes para perros consentidos que quieren su propia aventura sobre ruedas

Si a mi perro le compro la mejor comida y frecuentemente lo complazco con un caprichito culinario o le doy su plato favorito dentro de la dieta. Si le tengo su veterinario personal. Si lo llevo al spa canino donde lo bañan, perfuman y le realizan el corte de pelo de moda. Cómo no podré regalarle ahora una casa rodante para que la disfrute en el patio ¡y sueñe que recorre el país entero! 

La idea surgió del artista Steve Johnson, de Portland, Tennessee, quien en su taller diseña y elabora estas maravillosas casas rodantes, además de camas para perros y casas para pájaros.  


«Las personas se entusiasman con los diseños que ofrecemos, pero muchos clientes nos sugieren lo que desean y nosotros se lo construimos», afirmó Steve. 

Las casas rodantes o cámpers están inspiradas, en lo que respecta a su diseño, en los campistas clásicos que aparecen en esas postales antiguas. El objetivo final de la empresa Big Creek Mercantile es que tu perro se apropie de un vehículo con estilo vintage, y duerma en una acogedora casa lista para rodar. 


Los cámpers poseen ciertas y determinadas características estructurales y decorativas. Ellas son: 

1)Iluminación LED con pilas y luces que corren a lo largo del perímetro del techo que se controlan a través de un compartimento secreto al que solo se puede acceder quitando el parachoques trasero. 

Iluminacion led

2) Parachoques trasero con forma de hueso, personalizado con el nombre de tu perro. Se mantiene en su lugar mediante imanes. 

3)Patio de comidas incorporado con dos tazones de acero inoxidable para alimentos y agua.

Parachoques con forma de hueso grabado con el nombre de nuestra mascota


4)Cortinas hechas a mano en las ventanas. 

5)Ilustraciones enmarcadas dentro de la cabina. 

Patio de comida e ilustraciones

«También instalé un soporte universal para teléfono para que pueda reutilizar ese viejo teléfono inteligente Android que quizás guarde por allí. Úselo para vigilar a su mascota y como cámara de seguridad para el hogar utilizando la aplicación Free PRESENCE», dijo Steve Johnson. 

Los usuarios de las casas rodantes deben cumplir básicamente dos requisitos: ser mascotas pequeñas y estar dispuestas a aventurarse a excursionar al menos hasta el patio o el jardín. Por ahora estos lindos cámpers no están aptos para realizar largos viajes en carreteras, pero pudieran estacionarse en un porche cubierto o en una habitación interior. 

Ideas como las llevadas a cabo por Steve Johnson nacen de un hondo respeto por la dignidad de los animales, porque ellos nos dan tanto que también merecen un pleno bienestar. Si estuviera a nuestro alcance, nos daríamos todo el lujo y el confort que quisieramos, pero no siempre nuestras mascotas llegan a disfrutar de tantas comodidades.  

Comparte este interesante anuncio con todos tus amigos que tengan mascotas perrunas. Coméntales lo bonito que se vería una casita rodante modelo antiguo y colores vivos en un lugar del jardín, y lo feliz que estaría su peludo dueño dentro de ella. 

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!