Sus dueños rompen su corazón al dejarla abandonada para irse de vacaciones

El corazón de una perrita quedó roto en mil pedacitos después de que sus dueños la dejaran a su suerte para viajar. De hecho, el desenlace que tuvo apenas 4 días después, es desolador.

El abandono es una situación muy injusta para las mascotas, ya que no merecen vivir una etapa tan dolorosa. Sin embargo, pueden superar el mal momento si cuentan con la bondad de otros.

La triste historia de una perrita llamada Julie, es un ejemplo de los lamentables efectos del abandono. Esta pequeña se encontraba profundamente triste debido a que sus antiguos dueños la abandonaron en un refugio animal.

Estas malas personas querían deshacerse de las responsabilidades de tener una mascota y poder viajar continuamente sin preocupaciones.

Los perritos también tienen sentimientos y emociones como todo ser vivo, pero esto parece ser ignorado por muchos humanos que piensan que un animal no puede sentir, y toman decisiones haciendo a un lado los sentimientos de sus mascotas.

Los dueños de Julie, ignoraron los sentimientos de la perrita y fue abandonada sintiendo mucho dolor. Su corazón no resistió, no comprendía cómo su familia podía dejarla a su suerte si eran los seres que más amaba en el mundo.

El 4 de diciembre de 2016, Julie fue tristemente abandonada por sus dueños en el Saving Carson Shelter Dog. Ella es una bichón maltés, de aproximadamente 12 años, y vivió gran parte de su vida en el estado de California, Estados Unidos. El abandono de sus dueños que cuidaron de ella por tanto tiempo, realmente la destrozó.

Esta hermosa perrita no merecía tanta pena y melancolía que le ocasionó su antigua familia, por esa razón, en la página de Facebook del refugio canino, intentaron brindar la atención que esta pequeña necesitaba.

El refugio invitó a la comunidad a visitar a la perrita para que ella pudiera tener la oportunidad de ser adoptada. Sin embargo, para la tristeza de todos, la pequeña Julie no pudo conseguir un nuevo hogar.

Lamentablemente, la perrita también sufría de insuficiencia renal, y sumado a la terrible tristeza que estaba sufriendo, a solo 4 días de ser abandonada, la pobre perrita murió básicamente de la tristeza.

Su muerte fue muy devastadora para el refugio y también para la fundación Frosted Faces, quienes solo le pudieron proporcionar 24 horas de cuidados veterinarios a Julie.

El corazón de esta perrita no soportó tanta tristeza

corazon

La dulce perrita, hasta el último minuto de su vida, añoraba a su antigua familia. Esperamos que muchos humanos entiendan el dolor que sufren nuestros amigos de cuatro patas cuando pasan por una situación de abandono.

Los refugios han informado que ante la sobrepoblación que suele haber en sus instalaciones, existe una política de sacrificio cuando estos perritos no son adoptados.

Así que aquellos dueños que abandonan a sus mascotas deberían saber que los animalitos podrían ser sacrificados porque no cuentan con el suficiente espacio y recursos para atenderlos a todos en caso de que no sean adoptados.

Adoptar a una mascota es un gran compromiso y responsabilidad, ellos son un miembro más de la familia y merecen ser protegidos y amados para siempre. Lamentablemente muchos los dejan a su suerte como si se tratara de un objeto.

Puedes ver un vídeo de la dolorosa experiencia que tuvo Julie en el refugio, a continuación. Las imágenes podrían entristecer a cualquiera.

Las mascotas también tienen corazón, sufren y piensan como nosotros. No existe una amistad más leal y sincera que la que nos puede ofrecer un perro, tristemente esta pobre perrita sufrió los estragos del abandono de sus dueños y no logró tener otra oportunidad de ser feliz. 

Es importantísimo que luchemos juntos contra el abandono y los tratos injustos que reciben estos seres inocentes, en zoorprendente no nos cansaremos de alzar la voz a favor de los derechos de los animales.

Más noticias sobre: