Una familia descubre que la mascota que criaron durante dos años definitivamente no era un perro

Es normal que al comprar algo puedas ser engañado por el vendedor. Piensas que estás gastando tu dinero en algo que querías, pero un tiempo después te das cuenta de que fuiste estafado. Exactamente algo similar le ocurrió a una joven, al comprar supuestamente un cachorro y llevarse una gran sorpresa mientras el animal crecía.

Su Mou es un hombre residenciado en la provincia de Yunnan, China, quien junto a su familia, mientras viajaban en plena temporada navideña del 2016, compraron en medio de una carretera lo que supuestamente era un pequeño cachorro Mastín Tibetano.

Mientras transcurría el tiempo, y la familia le brindaba los cuidados adecuados al perro, se percataron de que algo en el cachorro no era normal. El animal empezó a crecer rápidamente, devorando cajas de frutas y cajas de fideos sin parar, sorprendiendo a la familia con el hecho de que el cachorro exactamente no era un Mastín Tibetano, sino un Oso Negro.

Su, en un principio no quiso dejar por fuera de la familia a este hermoso animal, así que por un tiempo lo mantuvo con ellos, brindándole los cuidados que estaban en su capacidad, alimentándolo con frutas frescas y caldo. El hombre lo crió día a día con la ayuda de su familia.

“Cuando lo compramos era un pequeño Mastín Tibetano. Al llevarlo con nosotros a casa, todavía parecía un hermoso cachorro, y durante un tiempo fue así, hasta que empezó a crecer y crecer, como un Oso Negro. Aunque tenía un poco de miedo de lo que fuera capaz de hacer el animal, lo mantuve con nosotros durante casi dos años”, expreso Su Mou.

Después de cierto tiempo, la familia Mou tomó la decisión de llevar al oso a un centro de rescate, el cual sirve como recinto para los animales de vida silvestre y están capacitados en ofrecer todos los cuidados correctos a este tipo de animales.

Mou nunca tomó en cuenta que los animales silvestres que son criados domésticamente, deben cumplir con ciertas formalidades, reglamentos y permisos. El hombre hizo inconscientemente algo ilegal al tener al animal en su hogar sin ningún permiso de la Seguridad Pública Forestal de la comunidad. El oso fue anestesiado para poder ser trasladado hasta al recinto y recibir una debida inspección.

La oficina de Seguridad Pública Forestal del Condado de Yiliang examinó al animal y descubrieron que no contaba con ninguna señal de maltrato, no tenía cicatrices y presentaba buenos signos vitales.

En la actualidad, el animal pesa aproximadamente 200 Kg y mide alrededor de 1 metro, y se encuentra en buen estado en el Centro de Rescate de Vida Silvestre de Yunnan, contando con los mejores cuidados.

Afortunadamente, la familia Mou entregó al oso a las autoridades adecuadas, evitando así que algo grave sucediera y pensando principalmente en el bienestar del enorme animal. Estamos seguros de que el oso está en buenas manos y recibiendo el cariño adecuado.

CGTN

Como puedes ver en esta historia, es mejor adoptar que comprar a tu próxima mascota. ¡Comparte esta noticia con tus amigos!

👇 NUESTRO VIDEO DEL DIA 👇

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!