Un jugador de fútbol abandona a su mascota en la carretera por el embarazo de su esposa

Cada vez hay más personas que desearían la compañía de una mascota en su hogar. Bien sea para disfrutar de jugar con ella, aliviar el sentimiento que ocasiona la soledad, el estrés o simplemente para rescatar al animal de un triste destino.

Sin embargo, ese no fue el caso de Jitterbug, una perrita adoptada cuyo dueño la abandonó en una carretera una vez que supo que su esposa iba a tener un niño.

Jitterbug es una perra mastin italiana que, apenas poco tiempo después de nacida, estuvo de refugio en refugio esperando por una familia que la adoptara. Es de temperamento tranquilo y muy amistosa, pero posee un aspecto algo intimidante. Recordemos que su raza es de perro guardián, policía y de caza.

Un día, sin embargo, la suerte le sonrió a Jitterbug. Fue adoptada por Rakeem Nuñez-Roches, el famoso jugador de la Liga Nacional de Fútbol americano, quien le daría la tan anhelada protección que necesitaba. Pero pocos meses después, el jugador de la NFL se casó y su esposa le anunció que se convertirían en padres.

Entonces la felicidad de la perrita mastin cambió de golpe, pues ya no era necesario su cariño y compañía. Un grupo de voluntarios encontró a Jitterbug al borde de una carretera.

Estaba hambrienta, deshidratada y muy confundida, al parecer llevaba 36 horas abandonada por su dueño.

Jitterbug regresó al refugio desolada

Cuando la llevaron al veterinario, se supo que el propietario de la perrita era un jugador de fútbol americano muy reconocido. Entonces contactaron con la residencia de Rakeem Nuñez-Roches.

«Llamé el martes y me dijeron que él había dicho que la recogería el domingo. Me pareció extraño porque el domingo su equipo tenía juego en Detroit a las 4:25 de la tarde.

¿A que hora volvería a recogerla? ¿Era el fútbol más importante? No lo sé. Tal vez lo sea, pero debió haberlo pensado mejor antes de adoptarla», declaró una de las voluntarias a la cadena de televisión Bay News 9.

A Rakeem Nuñez-Roches no le importo abandonar a su suerte a su mascota

Estaba claro que Nuñez-Roches no quería cuidar más de su perrita. Esta actitud habla muy mal de su calidad moral como persona. Las mascotas no son objetos desechables de los que podemos prescindir después de algún tiempo.

Fue por boca de la esposa del jugador que en el refugio supieron por qué no querían más a Jitterbug.

«Se entregó al perro porque esperamos un hijo», dijo la mujer.

No fue una entrega, sino un vil abandono y a la vez una gran irresponsabilidad. La mayoría de las personas de buen corazón que adoptan animales los consideran un miembro más de la familia y los tratan casi como a un ser humano.

Casos como estos nos deben llevar a la reflexión a la hora de llevar un animal a nuestros hogares con la intención de que viva con nosotros. Afortunadamente, al conocerse la triste noticia, una familia con otro mastin italiano se contactó con el refugio y adoptó a Jitterbug.

Ahora ella sí podrá tener al fin una familia que verdaderamente la ame y la valore.

Y en caso del afamado Rackeem Nunez-Roches aprenderá esta lección de una forma difícil, ya que su equipo inició una investigación después de que se hiciera viral que abandonó cruelmente a su perrita en la carretera.

Adoptar a una mascota es un compromiso de por vida, ninguna merece ser abandonada de esta forma. Comparte esta polémica noticia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!