Festival musical causa indignación al pintar ovejas de color rosado como parte de la decoración

Desde hace varios años los festivales musicales han ido ganando cada vez más popularidad. Uno de los más conocidos del momento es Latitude Festival, que se realiza anualmente en Inglaterra. Su éxito ha sido tan grande que en el 2017 se ganó el nombramiento del mejor festival familiar de todo Reino Unido, pero ahora todo esto se ha visto empañado por un inaceptable acto de tratos injustos a los animales.

El evento tiene lugar en el parque Henham de Suffolk.

Este año, los organizadores del Festival anunciaron su inicio por todo lo alto con imágenes de un rebaño de ovejas pastando por el parque. Lo que generó indignación en todo el mundo fue el ver que estos tranquilos animales estaban completamente rosados. Con un simple vistazo podemos ver que el tinte que se ha utilizado es sumamente fuerte ya que ese color tan antinatural los cubría por completo y resultaba en un rosado chillón.

“Para lograr este resultado deben sumergirlos por completo en un líquido. Esto incluyendo sus cabezas las cuales se mantienen sumergidas al presionarlas con un gancho”.

PETA, la organización defensora de los animales, decidió alzar la voz y exigió una explicación por parte del Latitude Festival. Aseguraron que se trata de una acción completamente innecesaria y que somete a estos inocentes animales a mucho estrés así como también a peligrosos químicos.

“Es el 2019 y sólo las personas malvadas o ignorantes continúan utilizando animales como juguetes, accesorios o elementos de decoración”.

Por si fuera poco el estrés para estos hermosos animales no termina allí. Una vez que son obligados a mantenerse en las instalaciones del Parque, comienzan a sentirse nerviosos con los altos niveles de música y el trato de reciben por parte miles de turistas que llegan a encontrarse completamente ebrios.

“Estas ovejas deben ser removidas del festival y se debe terminar esta tradición inmediatamente”.

El Consejo de Suffolk, por su parte, aseguró que el Festival contaba con todos los permisos necesarios para llevar a cabo esta actividad, incluyendo el teñir rebaños completos de ovejas con este particular color. Los portavoces del festival también declararon que el tinte estaba hecho de tal manera que no causaba ningún daño a los animales

“Se usa un tinte natural a base de agua, al que ya están acostumbrados debido a la vida que pasan en la granja, allí reciben constantes insecticidas y parásitos”.

Miles de personas han decidido tomar acciones y firmaron un petición para exigir que este festival renuncie por completo a este indignante acto. Se trata de seres vivos y no de elementos de decoración. Levantemos la voz en contra de este acto tan inhumano y ayudemos a que estas ovejas reciban una vida mejor.

Comparte esta alarmante situación para lograr un cambio y exigir que se tomen medidas para que esto no vuelva a suceder.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!