Fingen que quieren adoptar a un perrito para robarse a un cachorro de 7 mil dólares

La gerente de una tienda de animales se vio obligada a llamar a la policía cuando la visita de una pareja aparentemente normal dejó a todos en el lugar sumamente preocupados.

Se trataba de dos personas que ya se habían contactado con ellos por vía electrónica y se mostraban interesados en adoptar un perrito. Llegaron acompañados de un bebé y pidieron que los dejaran conocer a los diferentes perritos que se encontraban allí.

El perrito fue robado en la ciudad de Aurora en Illinois.

Fue entonces cuando conocieron a un cachorro de bulldog inglés, y se mostraron muy interesados en él. Por desgracia, lograron engañarlos a todos y antes de que se dieran cuenta ya se habían ido de allí con el perrito.

No completaron correctamente el proceso de adopción ni pagaron el valor del pequeño. Cristal Ornelas aseguró que se trataba de un caso muy grave ya que un cachorro como ese está valorado en 7.600 dólares. Se presume que su único interés era cometer el delito para tener beneficios económicos a través del perro.

La tienda se llamada Furry Babies y está en el Fox Valley Mall.

Sin embargo, esto no era lo más alarmante. Alguien que obtiene un animal a través de métodos tan indignantes es muy probable que no le dé los cuidados necesarios o simplemente lo quiera para ganar dinero.

Los policías publicaron una foto en la que se ve a los principales sospechosos y comenzaron a pedir ayuda para contactarlos.

El cachorro había sido bautizado en la tienda como Ralph.

Los policías recibieron un par de llamadas anónimas en donde alguien indicaba sus nombres. Continuaron trabajando para lograr dar con el paradero del perrito pero antes de lo esperado, alguien lo había regresado a la tienda completamente sano y salvo.

Un hombre, cuyo nombre no fue revelado, asegura que una pareja se lo entregó y le dijeron que debía devolverlo a la tienda de animales.

La pareja utilizó identidades falsas en la tienda de animales.

No dieron más información sobre él; más allá de que era alguien un poco extraño. Gracias al microchip lograron confirmar que se trataba del perro robado y ahora se asegurarán de mejorar el sistema de seguridad.

Los policías, por su parte, siguen buscando a la pareja responsable de este inaceptable robo.

El hombre que regresó al perrito intentó obtener una recompensa en la tienda.

Alzamos la voz en contra de un caso tan terrible que pudo poner en grave peligro la vida del inocente cachorro. Esperamos que se llegue al fondo del asunto y ningún otro perro tenga que verse sometido a un episodio como este.

Después de que saliera a la luz esta noticia, muchos usuarios en las redes se han pronunciado en contra de la tienda que vende los cachorros a precios exorbitantes cuestionando la procedencia de los animales y si les ofrecen condiciones aptas o vulneran sus derechos. Para los amantes de los animales adoptar a un animal sin hogar siempre será la primera opción.

Comparte esta nota para ayudar a dar con el paradero de los culpables.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!