Encuentran una foca bebé atorada en el lodo mientras una manada de vacas luchaba por ayudarla

«Celebration» es el nombre de una foca que al poco tiempo de separarse de su madre se vio en una situación difícil. Se alejó del mar y quedó atorada en un charco de lodo de donde no podía salir y todos sabemos lo peligroso que esto puede ser para un animal marina, más todavía por tratarse de aún pequeño.

Por suerte encontró la ayuda que necesitaba para salir del aprieto y salvarse. Solo que el auxilio vino de unos amigos un tanto diferentes… ¡Hoy queremos presentártelos!

Un grupo de vacas, al ver a la pequeña foca, se reunieron para investigar qué pasaba.Foca

La extraña aventura que vivió la foca desde su salida del océano la llevó a un terreno perteneciente a la reserva natural Frampton Marsh del Reino Unido, que además es el refugio de unas 30 vacas rescatadas.

En el momento en que una de ellas se percató de la foca (seguramente una criatura bastante extraña para todas las vacas), la manada se reunió al rededor del ser marino para investigar.

La criatura estaba literalmente sumergida entre el fango, específicamente en un pequeño charco de agua.

Ian Ellis, quien suele pasar la tarde avistando aves, se percató la extraña actitud de las vacas y sacó su telescopio para ver qué sucedía. Fue en ese momento que notó algo extraño que se movía entre ellas, lo que nunca imaginó es que se tratara de una foca indefensa.

Caminó hasta el lugar para investigar mejor y cuánta fue su sorpresa al toparse con el animal marino que luchaba por sobrevivir.  No tuvo que pensarlo mucho para actuar, así que llamó a los trabajadores del refugio.

Cuando estos llegaron no podían comprender cómo era que el animal había llegado hasta ese lugar.

Los rescatistas investigaron por el lugar para descartar que la madre de la foca estuviera en las cercanías y cuando notaron que la criatura estaba realmente indefensa y desprotegida prosiguieron a ayudarla.

Uno de los trabajadores tomó a la foca para chequearla y alimentarla, pues a simple vista se percataron de lo hambrienta que estaba. Al pesarla descubrieron que su peso no era el indicado y dada su edad iba a necesitar un cuidado especial, fue por ese motivo que llamaron a sus colegas del refugio Skegness Natureland Seal Sanctuary.

Todos estaban listos para unir fuerzas en pro de la vida del animalito.

El mamífero estaba deshidratado y desarrolló una infección pulmonar que ameritó ser atendida con rapidez para evitar complicaciones. Por suerte, Celebration estaba en las manos indicadas y los especialista supieron muy bien cómo actuar.

Tras algunas semanas de cuidado, el mamífero estaba de nuevo nadando con fuerza en las piscinas del refugio. Por razones de salud no podían regresarla de inmediato al mar, pero entre todo lo que debió vivir hubo algo bastante positivo.

La pequeña conoció a otra foca llamada Charlie que llegó casi al mismo tiempo que ella.vacas rescatan focas 5

Fueron unos días fascinante para este par que se convirtieron en compañeros, pues parece que entre ellos mismos se alentaban para salir adelante. De hecho, Charlie y Celebration fueron liberados el mismo día.

La pareja de focas había recuperado su salud y a sus cuidadores les pareció una buena idea que volvieran a su hábitat juntas, quizás así mantendrían su amistad incluso dentro del mar.

El momento de la liberación fue muy emotivo para todos en el santuario.vacas rescatan focas 6

 

Esta imagen se tomó justo antes de que Celebration entrara al mar, de regreso a su hogar

Una historia bastante curiosa, pues la aventura de Celebration pudo haber terminado en tragedia pero gracias a la intervención de sus curiosas amigas bovinas no fue así. Después de esto se alzó toda una ola de solidaridad en su nombre y tiempo después volvió al hogar del que nunca debió haber salido.

Además, durante su expedición a tierra se ganó a Charlie como amigo y esperamos que este par haya seguido su aventura juntos.