Unos fotógrafos ayudan a la zorrita que encontraron junto al cuerpo sin vida de su madre

Dos fotógrafos de Reino Unido se encontraban en la carretera cuando se toparon con una imagen que les rompió el corazón: una zorrita yacía sin vida a un lado de la autopista.

Todo parecía indicar que un auto la había arrollado. Lo más sorprendente era que sus crías se encontraban junto a ella.

Los cachorros apenas tenían días de nacidos.

Eran tres zorritos cachorros. Era realmente difícil que lograran sobrevivir sin la ayuda de su madre. Peter Lewis y Mark Strachan comprendieron que no se podían quedar de brazos cruzados.

“Quisimos hacerle entender que íbamos a permanecer allí para ayudar cuando lo necesitara”.

Se quedaron allí durante un tiempo para ver si los pequeños necesitaban ayuda. Sin embargo, dos de los zorritos sintieron muchísimo miedo y se ocultaron.

Quedó una zorrita bebé completamente desamparada que los miraba dulcemente. Desde entonces comenzó una relación muy especial.

“Hubo meses en los que el clima hacía muy difícil nuestros viajes pero siempre nos aseguramos de visitarla”.

Las primeras semanas llevaron comida y después de un tiempo se las ingeniaron para enseñarle a cazar. A lo largo de los meses, esta bonita relación se ha mantenido y ambos sienten que son los padres adoptivos de la zorrita.

Decidieron llamarla Black Paws. Ella confía en ellos y cuando los ve los saluda con toda la alegría del mundo.

“Corría por el campo con pedazos de pollo y carne atados a una cuerda. Así ella aprendió a perseguirlos y atraparlos. Fue una experiencia fuera de este mundo”.

Estos hermosos animales no suelen mantener una relación cercana con los humanos. Sin embargo, Black Paws ha sabido agradecer con muchísimo amor todo el apoyo que le brindaron los dedicados fotógrafos.

La zorrita vive en la costa de Aberdeenshire, Reino Unido.

De no ser por su ayuda, es posible que la pequeña zorrita tuviese un destino tan terrible como el de su madre. Para celebrar esta hermosa relación, Peter y Mark toman hermosas fotografías de la zorrita. Ella no teme en posar tiernamente para la cámara.

En los próximos meses ya será una zorrita adulta.

Esta bonita historia es una muestra de lo mucho que podemos hacer por un animalito en apuros si tan sólo les brindamos un poco de nuestro tiempo. A cambio, ellos siempre dejarán una huella imborrable en nuestra vida.

No te vayas sin compartir la inspiradora historia de Black Paws y su gran amistad con los fotógrafos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!