Fue entrenado para ofrecer consuelo y esperanza a quienes lloran la pérdida de un ser querido

Dicen que la muerte es lo único seguro en esta vida, y ante la lamentable pérdida las palabras sobran cuando el corazón se lamenta. Es por ello, que solo una abrazo, una caricia verdadera puede ayudar a consolar la ausencia de nuestro ser querido.

Esto sin duda, lo entendió muy bien Buddy, un adorable perrito de servicio que entre todas las destrezas que puede tener un peludito, él ofrece la mejor.

Buddy convierte el llanto en sonrisas.

Su trabajo es muy especial, haciéndolo un perrito único para enfrentar terribles situaciones. Buddy ayuda a consolar a las personas que solicitan los servicios en la funeraria Winfield en Smithfield, Rhode Island.

Él con su infinita ternura se acerca a las personas desconsoladas ofreciéndole su amor y lealtad ante la irreemplazable pérdida.

Parece analizar a cada persona que necesita de sus servicios.

El dueño del amable perrito, Tommy Winfield, conoce y confía en todas las habilidades de su amada mascota, por eso, un día decidió llevarlo con él a trabajar. El hermoso peludito recibió entrenamiento especial para consolar a todos los extraños que sufren el duelo en la funeraria, o simplemente, a todo aquel que necesite un poco de amor. Prudente y cariñoso el hermoso perrito se acerca a las personas.

Sabe muy bien cuándo y en qué momento consolar.

El perrito sabe identificar cuando una persona necesita atención especial, hace poco un veterano de guerra se arrodilló cerca de Buddy, el peludito sin perder tiempo se acercó al hombre y se inclinó suavemente.

También reconoce cuándo las persona no son muy amantes de los perritos, ante estos casos, Buddy mantiene distancia.

Muchos visitantes quedan agradecidos por su servicio.

Buddy, parece brindarles un poco de esperanza a las personas ante tanta tristeza. Su dueño comenta que casi todos entran al tanatorio llorando y deprimidos, pero al ver a Buddy a la mayoría les cambia el rostro y sus ojos parecen iluminarse un poco. Solo basta para que las personas le extiendan su mano y él rápidamente saldrá a darles un cálido abrazo.

Un perrito con un trabajo especial que demuestra cuánto amor tiene para dar.

Sin duda alguna el señor Winfield tuvo una gran idea para ayudar a las personas afligidas ante una dolorosa pérdida. Ojalá más tanatorios se animen a seguir sus pasos y puedan ofrecer un servicio tan amable y leal como lo hace Buddy.

Verlo actuar resulta muy conmovedor, estamos seguros de que el hermoso peludito tiene un don especial, y todo aquel que ha usado su servicio está inmensamente agradecido por recibir su abrazo sincero cuando las palabras sobran.

Comparte la nota y hagamos viral la hermosa labor de un perrito de servicio que ofrece su amor incondicional en momentos tan difíciles.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!