Fue salvado a 5 minutos de ser sacrificado–Ahora da los mejores abrazos de agradecimiento y amor

Tener que decir adiós a nuestro animal de compañía porque se encuentra sufriendo y tiene pocas posibilidades de recuperarse, y para ello usar la eutanasia, es un momento tremendamente duro y difícil. Sin embargo, en casos como el de Robin, un perrito que fue encontrado herido e inmediatamente colocado en la lista de eutanasia, los milagros también existen.

El pequeño animal fue hallado cojeando con una lesión en una de sus patas y recogido junto con otros de su especie como un perro de la calle cualquiera, para ser posteriormente “puesto a dormir” por las autoridades sanitarias.

El plan era que el técnico sedara a todos los perros y luego les administrase una dosis mortal para forzar a morir a Robin y a los demás del grupo.

El pobre cachorro se encontraba a tan solo 5 minutos de ser sacrificado, cuando de pronto sus rescatistas rompieron a gritar para detener el procedimiento y pedir la salvación de Robin, de modo que fue trasladado a VetRanch, donde luego de una evaluación médica general se determinó que, a pesar de las heridas, el cachorro no tenía huesos rotos y se encontraba totalmente fuera de peligro.

Los estudios mostraron que no tenía daños permanentes o graves

El grupo de veterinarios dijo haberse encariñado mucho con Robin, ya que es un perro muy dulce y agradecido. Aseguraron no dar crédito a la posibilidad cierta de que una decisión tomada a la ligera de practicar la eutanasia, pudiera haber acabado con la vida de un ser inocente sin necesidad.

“Es duro pensar que estuvimos a punto de matar innecesariamente a un ser tan amigable y tierno como Robin”, dijo una de las rescatistas.

Robin se hizo famoso, además, porque da los mejores abrazos de agradecimiento y amor a quienes le salvaron la vida. Parece decir con ellos lo feliz que se encuentra de seguir vivo. Vet Ranch publicó un vídeo acerca de su situación y los cálidos abrazos que da.

A su veterinaria no dejaba de abrazarla

Un mes después de su rescate, después de su absoluta recuperación, Robin fue llevado a un nuevo hogar donde actualmente es cuidado y amado por su nueva familia. Su nueva madre dice que ambos están felices con el encuentro:

“Tengan la seguridad de que Robin está siendo mimado adecuadamente”, dijo la sonriente propietaria.

Cuando un animalito está muy enfermo, o tan herido que su calidad de vida nunca volverá a ser buena o aceptable, tomar la decisión de practicar la eutanasia puede ser el favor más bonito y bondadoso que podemos hacerle. Pero la decisión que se toma porque es abandonado y no tiene hogar, debería provocarnos vergüenza como sociedad.

¡Felicidades, Robin, por vencer a la muerte y encontrar a ese dueño que esperabas y que te llenará de afecto!

Comparte esta nueva historia de rescate de animales con tus amigos y familiares; disfruta y celebra en cada amanecer, el milagro de la vida.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!