A esta mamá que ya tenía sus bebés le presentan 4 ardillas huérfanas y reacciona

Los gatos son animales absolutamente maravillosos, son muchos los amantes de los felinos que quedan prendados de sus dulces patitas y sus suaves ronroneos. Y aunque en ocasiones, se tiene una equivocada percepción de que pueden ser ariscos con los seres que les resultan extraños, más de una vez nos han sorprendido con gestos que demuestran la grandeza de su corazón.

Como lo que sucedió recientemente con una madre gata que tras haber dado a luz a sus cuatro bebés, no dudó en adoptar a otras 4 ardillas bebés que quedaron huérfanas.

La increíble madre se llama Pusha y vive en un parque en Bakhchisaray, al sur de la península de Crimea, en Ucrania.

«En un hermoso día, los visitantes nos trajeron estas maravillosas ardillas en una caja. En ese momento, nuestra gata acababa de dar a luz. Decidimos presentárselas y ella las aceptó. Ella comenzó a lamerlos, estaban un poco asustados, pero luego se acostumbraron a ella y comprendieron que era su segunda madre «, dijo Olga Fateeva, una empleada del parque de miniaturas, donde vive la familia peluda.

La madre comprendió instantáneamente que las ardillitas necesitaban urgentemente una mamá tanto como sus propios bebés, y las acogió como si fueran suyas.

En lugar de ocuparse exclusivamente de sus propias crías como hubiera hecho cualquier madre, o de alejar a las ardillas como si fueran ratones molestos, decidió cuidarlos.

Pusha incluso permite que las ardillas beban su leche como si fueran sus propios gatitos.

Las imágenes que capturaron los trabajadores del parque demuestran que el amor de una verdadera madre no tiene barreras.

Al principio, las bebés de 4 semanas de edad tenían miedo de su nueva madre, pero después se dieron cuenta que ella estaba ahí para ejercer como mamá sustituta y sólo recibían amor de su parte.

Pusha no puede producir suficiente leche para sus 4 gatiitos y 4 ardillas, así que los trabajadores del parque alimentan a los otros bebés con leche de cabra a través de un pequeño biberón.

Ahora Pusha es una madre feliz con 8 bebés que cuidar y amamantar

Los nuevos hermanos comen, duermen y juegan juntos en el parque local como una familia, sin importar que no pertenezcan a la misma raza.

En el vídeo capturado por los trabajadores del lugar se puede ver a las ardillas durmiendo acurrucadas junto a la gata.

En otros momentos parece que incluso la madre reparte besos para que se sientan protegidas.

Las imágenes han dado la vuelta al mundo demostrando una vez más la nobleza y la generosidad que puede albergar el corazón de un animal, dando las mayores lecciones a las madres humanas que muchas veces rechazan a sus bebés.

«Las ardillas aman abrazar a su nueva madre, trepan por ella y juegan en el parque. Pusha las lame amorosamente dándoles un suave codazo cuando se están portando mal», dijo Fateeva.

Ruptly

La familia ahora duerme junta, se siguen, trepan y hasta pelean por la leche.

Mientras algunas mujeres los abandonan, interrumpen sus embarazos o los descuidan, otras «increíbles madres» nos dejan ver el mejor lado de su genuino instinto maternal.

Es una suerte poder contar con este mágico momento, no te vayas sin compartir esta grandiosa manifestación de amor verdadero.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!