Gata se acerca a pedir ayuda a una mujer para que todos sus gatitos fueran felices para siempre

Una gata callejera se encontraba embarazada y sola. Sin embargo, su instinto de supervivencia y el de sus futuros cachorros hizo que se presentara en la casa de Sandy.

Aunque la mujer de Arizona, Estados Unidos, era una perfecta desconocida para la minina, no dudó en acudir donde ella para pedirle refugio.

Al notar su vientre abultado, Sandy supo de inmediato que la gata estaba a punto de dar a luz y la recibió complacida en su hogar. El animalito venía de años de vagar por las calles hasta que, gracias a la Providencia, la maternal felina llegó por su patio trasero.

La gata embarazada supo dónde acudir para proteger lo que más amaba

gata

Sandy la alimentó y le dio de beber con dedicación y amor. Y fue, precisamente, mientras alimentaba a la gata que notó el bulto en su pancita. Después de quedar satisfecha, la dulce huésped se acercó a la mujer, como si en verdad quisiera quedarse por siempre a su lado.

Tras unos días, Sandy se sorprendió cuando la gatita sin hogar regresó, pero esta vez no volvió sola, estaba acompañada de cuatro adorables gatitos.

Necesitaba un lugar amplio. Sandy no podía dejarla sola con sus bebés a la intemperie, así que la llevó a un dormitorio de invitados, para que sus gatitos nunca tuvieran que pasar un día más al aire libre.

Rápidamente, la futura mamá gata se sintió como pez en el agua en su nuevo espacio. Recostó suavemente su cabecita en una manta y estiró sus patas relajadamente, ronroneando de felicidad de saber que tendría a sus cachorritos abrigados, alimentados y a salvo.

Para asegurarse de que todo culminara bien, Sandy buscó la asesoría de Jen, una voluntaria adoptiva de la organización de rescate Jin Bottle Babies.

Necesitaba a los expertos para que atendieran a los pequeños, así que no dudó en tomar a toda la familia felina bajo su protección y cuidado.

«Mamá Jade es extremadamente dulce y extrovertida. El día que fui a recogerlos, se acercó a mí después de que me sentara en el suelo, para rascarse la barbilla. Se instaló aquí muy rápido. Tiene mucha curiosidad. Si abro el armario, quiere echar un vistazo», compartió Jen.

La gatita fue llamada Mamá Jade

La madre tardó un poco en adaptarse a su nuevo hogar de acogida, pero estaba feliz. Por su pare, Hunter, el gatito más grande de todos, era el más valiente, travieso y ruidoso.

 

Hunter no tardó en convertirse en un aventurero experto que escapaba continuamente. Jade era una madre ejemplar y se mantenía alerta vigilando lo que hacían sus gatitos, además de que los cuidaba con infinita ternura, abnegación y amor.

Cuando estuvieron listos para ser adoptados, Jen planeaba que Jade pudiera ser adoptada con uno de sus gatitos para que siempre tuviera un compañero.

«El juguete favorito de Hunter es la cola de Jade. Siempre trato de enviar a los gatitos a casa con su juguete favorito si es posible, y en este caso Hunter estaría cumpliendo su deseo», señaló Jen.

Pronto llegó la familia perfecta para Jade y su hijo Hunter, se enamoraron de ellos y fueron llevados a su nuevo hogar.

La idea inicial con los cuatro gatitos restantes era poder mandarlos a sus nuevos hogares en pareja. Pero, por un azar del destino, estaban destinados a estar juntos y continuarían disfrutando de su nueva vida en un hermoso hogar.

Los otros gatitos fueron llamados Emerald, Kelly, Olive y Foresst

Al respecto, Jen comentó:

«Esperaba que el primer adoptante aprobado eligiera uno de los pares por mí. Nunca imaginé que el adoptante diría; ¡Cuatro, por favor!».

Esta adopción se convirtió en la más emocionante y la primera del refugio que incluye a cuatro miembros adoptados, todos estaban felices de poder ayudar a los gatitos.

A pesar de su pasado incierto en las calles, mamá Jade fue la madre más astuta, amorosa e intuitiva, que siempre supo a quién acudir cuando necesitó ayuda, y ahora todos pueden disfrutar de su hogar soñado para siempre.

Todo el proceso de crianza, crecimiento y adaptación de esta hermosa y nueva familia de felinos, encabezada por la matriarca Mamá Jade, es una aventura cada día. ¡Los designios del amor!