Gatita deja a su madre en shock tras su nueva habilidad como si fuera «Spiderman»

Cuando decimos que los animalitos llegan a nuestra vida para hacerla mucho más alegre y divertida no estamos exagerando, ellos con sus travesuras nunca dejaran de sorprendernos.

Si aún lo dudas te presentamos a Peewee, una hermosa gatita que fue rescatada cuando solo tenía 3 semanas de edad, no pasó mucho tiempo para que esta pequeña bola de pelos fuera revelando su conducta traviesa y juguetona.

Peewee ya es una gata adulta pero sigue teniendo la misma energía.

Katie Shrume es la madre de Peewee, comenta que desde que la gatita llegó a su vida rápidamente se robó su corazón.

Si bien le encanta jugar por toda la casa, cada día encuentra nuevas formas de divertirse, unas más arriesgadas que otras, Peewee siempre busca la manera de lograr todo lo que se propone. Al respecto Katie comenta:

«Su personalidad es una locura. Ella es muy activa le encantan los abrazos y le encanta acicalarme”.

Cada día para esta traviesa gatita es una oportunidad para cumplir nuevos desafíos. Aunque eso implique que Katie en varias ocasiones tenga de que preocuparse. Recientemente, llevó sus travesuras a un nuevo nivel y ha descubierto una nueva habilidad: caminar por el techado como si fuera una araña.

Si te preguntas cómo puede hacerlo, para esta gatita nada es imposible, aprovecha que el refrigerador está cerca de una columna para subir y desde ahí saltar al techo.

Katie pasa sus días contemplando las travesuras de su mascota.

Desde luego que la primera vez que Katie vio a su gatita trepando por el techo no dejó de sorprenderse. Rápidamente se dio cuenta que su traviesa gatita no se bajaría tan fácil y que había encontrado su nuevo pasatiempo favorito.

La dueña de gatita comenta que hasta ahora solo ha llegado a la mitad, y que puede darse vuelta cada vez que lo desee para bajar por la nevera.

Peewee puede pasar varios minutos colgando del techo.

Esta gatita no deja de hacer travesuras ni sorprender a su madre, aunque eso implique fingir que es una araña.

«Probablemente, lo haga una vez por semana. La llamo mi zoomie de escalada”.

Katie confiesa que en repetidas ocasiones se ha sentido un poco nerviosa al ver a su pequeña gatita realizando algo tan arriesgado, pero confía en que es una experta escaladora y estará bien.

Peewee después de trepar va donde su madre.

Destaca que hasta ahora nunca se ha caído, en caso de emergencia el refrigerador está cerca si necesita una base para aterrizar. Peewee con su infinita energía, siempre llena de buenos momentos los días de su madre. Por surte, Katie es muy complaciente, y estará ahí para cuidarla y seguir llenándola de amor.

Las travesuras de nuestras mascotas debemos vivirla y recordarlas como pruebas de su amor. Después de todo, son nuestros más fieles compañeros. Anímate a compartir esta historia en tus redes  y llenemos cada rincón del mundo de travesuras que roban sonrisas.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!