Gatita más pequeña que un cepillo de dientes estaba debajo de una casa atada al cordón umbilical

La naturaleza nos sorprende, nos deja un camino abierto a cosas que suceden, pero no le encontramos explicación, simplemente es un misterio que algunas veces se llega a revelar, pero otras no.

Fue lo que le pasó a este hombre dueño de una casa en los Ángeles, tras encontrar debajo de su casa a una gatita más pequeña que un cepillo de dientes atada aún a su cordón umbilical.

Por cosas del destino, este pequeño gatito pudo sobrevivir

Aunque este hombre había visto algunos gatos callejeros cerca de su casa, jamás se imaginó que se encontraría con tan diminuta criatura sin su madre y atada a su cordón umbilical.

Después de buscar rápidamente cerca del área, decidió llevar al pequeño al refugio Alley Cat Rescue por temor a que no pudiera sobrevivir. Era tan pequeño que sólo pesaba 76 gramos. La atención médica era urgente.

El personal del refugio llamó a esta nueva residente Pudding. Desiree, trabajadora del Alley Cat Rescue, dijo que Pudding estaba durmiendo mejor y que a pesar de su lucha para comer le encantaba hacerlo.

“Era más pequeña que un cepillo de dientes cuando llegó”.

Gracias a todos los cuidados del personal que rápidamente se enamoró de ella, actualmente Pudding se está recuperando. El personal del refugió ha publicado en su cuenta de Instagram los avances de esta hermosa gatita.

Cada día gana más peso y va creciendo satisfactoriamente. 

Sus pequeñas patitas poco a poco se vuelven más activas y se están fortaleciendo. Pudding está comenzando a vivir lentamente una como un verdadero gatito.

El primer paso para el equipo de rescate fue alimentar a Pudding. Inicialmente esta pequeña luchó con el biberón para alimentarse, pero pronto se acostumbró a tomar la fórmula.

“Añadimos probióticos en su Kitten Milk Replacer”.

Desiree dijo que cuando lo gatitos son así tan pequeños necesitan cuidado y atención permanente. Lo recomendable es que estén bajo observación y pesaje las 24 horas del día para garantizar que su evolución es la correcta.

Ella ama su comida y se la come toda. Tanto es así que en un par de días duplicó su peso. Pudding está creciendo y tiene unos buenos pulmones.

El personal de Alley Cat Rescue está trabajando juntamente con el propietario de la vivienda en la búsqueda de la madre de Pudding y para conocer su estado de salud y esterilizarla. Esperan encontrarla.

Facebook / Instagram

Pero mientras eso sucede esta pequeña está dejando su diminuto tamaño en el pasado y está superando todo pronóstico, ya supera los 100 gramos y el personal escuchó su primer ronroneo.

Tiene una madre adoptiva y se acurruca con ella después de cada comida.

Le encanta jugar, es realmente muy especial. Afortunadamente su peso sube constantemente cada día.

Es una gatita muy tierna, le encantan las caricias, pero sobre todo le encanta la comida. Comparte estas adorables imágenes con tus amigos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!