La gatita que perdió sus patas tras ser abandonada recupera la alegría con sus nuevas prótesis

Son muchas las personas en este mundo que están dispuestas a ayudar a los animales que se encuentran en situaciones delicadas, y es que las mascotas ofrecen un amor tan incondicional que hacen que se ganen el cariño y amor de muchos.

Tal como le sucedió a una gatita que fue rescatada en las peores condiciones y que hoy, gracias a unas prótesis, puede volver a caminar.

Un par de años atrás, una gatita gris fue rescatada en los valles nevados de Novosibirsk, Rusia, ella estaba abandonada y a nada de perder la vida a causa de las bajas temperaturas.

Por suerte, fue encontrada por algunos veterinarios, ellos le amputaron las cuatro patitas, suena terrible, pero al menos le salvaron la vida.

La noticia de esta gatita llegó a unos médicos especialistas en animales, que con todo el amor que un ser humano es capaz de dar, le regalaron cuatro prótesis fabricadas en una impresora 3D para que pudiera volver a caminar y jugar.

Dymika (así le pusieron a la gatita) fue sometida a la operación necesaria para ponerle las prótesis y después de eso estuvo en observación para asegurarse de que no tuviera ninguna complicación y para garantizar que el material de las prótesis se estaba adaptando a su cuerpo.

“Gracias a quienes la rescataron y a quienes le devolvieron la capacidad de moverse, es una maravilla”, comentó un internauta.

Por suerte, el cuerpo de Dymika reaccionó de maravilla a las prótesis, y aunque todavía no se acostumbra del todo a ellas, es seguro que muy pronto podrá correr y jugar como un felino normal.

“Qué bella historia, la gatita dio con las personas adecuadas para poder tener una vida feliz”, comentó un internauta.

Dymika pronto podrá correr y jugar

Por lo pronto, Dymika ya se pasea por el consultorio en el que se encuentra y se le ve moverse poco a poco y con cierta de precaución, y ya solo necesita un poco más de tiempo para acostumbrarse a sus nuevas patitas y para empezar a brincar de aquí para allá como todo un felino.

“Fue lo mejor para ella, los animalitos que no pueden moverse suelen deprimirse y morir pronto, así que me alegra saber que le espera una larga vida”, comentó un internauta.

Solo quería volver a caminar

Ojalá Dymika pueda acoplarse pronto y recuperar del todo la movilidad que perdió. Sin duda, le esperan miles de momentos felices e inolvidables con sus nuevas patitas.

La historia de esta gatita nos recuerda que vale la pena mantener la esperanza y luchar por darles a los animales que han sufrido la oportunidad de conocer la felicidad. Compártela.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!