Termina con la cabeza atorada en un retrete y su rescate se convierte en una labor imposible

La curiosidad mató al gato, o al menos lo hizo pasar un enorme susto. Todos los días pareciera que hay una nueva historia de un minino atorado en un lugar insólito y es que su traviesa naturaleza no para de meterlos en problemas.

Otra víctima de sus travesuras fue este gatito que logró algo que parecería imposible, quedar con la cabeza atorada en la estructura de un retrete.

Este pobre gatito quedó atrapado en un retrete

Ashley, la dueña del gatito, cuenta que su gatito quedó atrapado en la parte trasera de su retrete al meter su cabeza en un agujero donde se localizan unos tornillos que lo sujetan al suelo.

Al parecer el gatito, tras no encontrar nada interesante en aquel misterioso lugar se dio cuenta que no podía sacar su cabeza del agujero y fue cuando comenzó a maullar desesperadamente a la media noche.

A media noche la dueña tuvo que pedir ayuda a un plomero

Aunque su dueña hizo todo lo posible por desatorarlo del retrete e incluso zafarlo del suelo entre la desesperación y falta de herramientas tuvo que acudir a un experto para que lograra ayudar al minino.

Lograron sacar el retrete del suelo, pero aún así se les hacía imposible liberar al gato

A las dos de la mañana ya un plomero se había instalado en su casa y había logrado zafar el retrete del suelo con éxito. Pero el gatito seguía atorado en aquel agujero, su cabeza había atravesado completamente el agujero, pero por algún motivo no lograba volverla a sacar de allí.

«Hay un agujero cerca de donde metió la cabeza, pero no podíamos simplemente romper el retrete porque él podía salir lastimado», contó Ashley.

Ya daban las tres de la mañana y tenían la cabeza del gato llena de mantequilla, pero incluso así no lo lograron. Ashley cuenta que tiraron de él, levantaron el retrete para que la gravedad hiciera su trabajo y nada funcionó.

Incluso intentaron llenar al gato de mantequilla para que se deslizara con más facilidad, pero tampoco funcionó

Así que solo quedaba una opción, un último intento desesperado por salvar al pequeñín. A las 3:30 de la mañana llevaron al gatito con todo y retrete a la emergencia del Riverview Animal Hospital donde un veterinario tuvo que sedar al animal.

Con la ayuda de un lubricante, el veterinario comenzó a mover el cráneo del animal hasta que finalmente logró liberarlo. Por fin aquella larga noche había llegado a su fin, el gatito era libre nuevamente para vivir otro día más junto a sus adorados dueños.

Lo sedaron y lubricaron para liberarlo

ViralHog

Al día siguiente Ashley lo encontró en perfectas condiciones, sin ninguna preocupación y muy juguetón como cualquier otro gatito. El terrible percance no le afectó y sus dueños están muy agradecidos por haberlo liberado sano y salvo, después de todo en cierto punto de la noche ellos temían lo peor.

Así fue como los dueños hicieron todo lo posible durante esa larga noche

Nuestras mascotas son muy traviesas y siempre están metiéndose en problemas, pero todo es parte de su inocencia y su deseo por descubrir el mundo que los rodea, así que debemos ser pacientes con ellos y ayudarlos en cada momento.

¡Te invitamos a compartir esta historia con otras personas para que recuerden ser pacientes con sus traviesas mascotas que de seguro ya les han hecho pasar varios sustos como este!

👇 NUESTRO VIDEO DEL DIA 👇

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!