Gatito encontrado por los bomberos no para de pedir amor cuando se da cuenta que está a salvo

Recientemente los bomberos de Torrance en el Sur de California rescataron un gatito, el pequeño peludito estaba detrás de uno de los faros de un sedán enredado en los cables.

Tras realizar varias maniobras, los bomberos lograron sacarlo desconectando algunos cables. El bombero Cole comentó que usó su caja para guardar la ropa como una pequeña casita para el minino.

Gatito con pulgares demás disfruta de una nueva vida luego de ser rescatado por los bomberos.

gatito

Lo que más llamó la atención de los rescatistas es que se trataba de un gatito polidactilo, es decir, con dedos adicionales en forma en forma de pulgar.

Su pelaje estaba muy sucio y algo enmarañado, por lo que recibió un baño antes de ubicarlo en una cama improvisada con varias toallas. Cole comentó al respecto:

“Utilizamos un absorbente que usamos en accidentes automovilísticos, en una bolsa de basura enrollada como caja de arena improvisada. Estaba tan estresado que durmió la mayor parte del día. Al final del día, estaría más cómodo siendo acariciado y lloraría cuando te fueras”.

Cole visitaba al gatito cada vez que tenía la oportunidad de hacerlo, se aseguraba que estuviera cómodo y bien hidratado. Resultó ser un peludito muy vocal, llama la atención constantemente, una caricia bastaba para calmar su llanto.

El personal de la estación de bomberos se contactó con Wrenn Rescues, un grupo de rescate local. Era necesario que el gatito recibiera todos cuidados que necesitaba.

El gatito fue llamado Goose.

Nicky, la esposa de Cole, y su amiga, Kelly, trasportaron a Goose a la casa de Nikki, una voluntaria de acogida del grupo de rescate. Al día siguiente, parecía tener mucha más energía, sin duda, había pasado una buena noche y lo demostraba derrochando toda su energía.

Aunque en la estación de bomberos recibió un baño, aún tenía restos de grasa en algunas partes de su cuerpo, por lo que fue necesario un segundo baño.

Tenía algunas pulgas que fueron eliminadas gracias al tratamiento y los cuidados que le estaban brindando su madre de acogida.

Goose se sentía completamente feliz y amado, no paraba de correr por todas partes. Al parecer nunca antes había sido parte de un hogar y estaba disfrutando al máximo esta nueva oportunidad.

“Solo puedo imaginar lo sucio que estaba en la estación. Después de eso, era un gatito nuevo”, dijo Nikki.

Al momento de su rescate, Goose estaba muy delgado, poco a poco fue ganando kilos y recuperando fuerza. Nunca más tendría que preocuparse por la comida, tenía un apetito voraz y ganas enormes de ser amado.

“Está saltando y jugando. Es una gran máquina de ronronear y se abre muy rápido. Estoy seguro de que ese viaje a la estación fue muy aterrador para él, pero ahora todo está bien para este chico”.

Su vida ha cambiado para siempre y sus cuidadores son testigos de ello. Esta adorable bola de pelos pasa sus días siendo muy feliz y recibiendo todo el amor que se merece.

Dentro de poco, se unirá a otros gatitos adoptivos con el que podrá jugar y aprender nuevas habilidades.

“Ha subido 275 gramos de peso, ya no tiene costras en su carita y su energía está al 100% las 24 horas del día, los 7 días de la semana. Es increíble pensar que hace solo unos días, pasó de ser un gatito sucio, con gusanos y bajo peso a ser un niño muy guapo que se siente bien” dijo Nikki.

Confiamos que este adorable gatito seguirá prosperando a pasos agigantados. Solo es cuestión de tiempo para que sea parte de un hogar permanente al lado de una familia amorosa.

Dale hogar a un luchador peludito. Salva una vida, salva un alma. ¡Adopta!

Más noticias sobre: