Un gato con un raro tipo de enanismo supera su doloroso pasado y encuentra un hogar perfecto

A todos nos gustan los animalitos cuando son cachorros, y quisiéramos que se mantuvieran con esa apariencia, aunque con comportamientos de mascotas adultas.

Pero a veces nacen con condiciones de salud que no les permiten crecer, como es el caso de un gatito en Inglaterra que será pequeño de por vida.

Siempre será un adorable bebé

Munchie es un hermoso gatito de siete meses de edad que fue dejado solo a su suerte cunado tenia aproximadamente tres o cuatro meses. Fue rescatado y llevado a una clínica veterinaria en Wolverhampton, Inglaterra; donde trabajaba quien ahora es su madre humana, Emily Tomlinson, una veterinaria de 29 años.

Cuando Emily lo revisó se dio cuenta de que tenía los ojitos nublados, pero afortunadamente no le afectaba la visión.

Además, el aspecto de Munchie es el de un minino porque padece una condición de salud llamada hipoparatiroidismo que afecta su crecimiento y desarrollo.

«Solo en las últimas semanas descubrimos que tiene hipoparatiroidismo después de colapsar en la celebración del Boxing Day y pasar cuatro noches ingresado en el hospital en terapia de fluidos intravenosos», explicó la madre y veterinaria.

El problema de salud del gatito no es común encontrarlo en el reino animal, y requiere de cuidados y atenciones médicas especiales.

«Sus niveles de calcio fueron de 0.52 cuando el rango normal es de al menos 1.9, fue un milagro que no tuviera una convulsión. Hemos encontrado solo otro gato diagnosticado con hipoparatiroidismo, que no está en el Reino Unido. Es tan raro”, agregó Emily.

Munchie es normal en cierto modo porque puede hacer su vida como casi cualquier otro gato. Y aunque puede trepar fácilmente, no puede saltar porque presenta problemas con el calcio y la vitamina D, que exigen que reciba suplementos que los contengan para mantenerse estable.

No puede saltar, pero no hay mejor compañía que estar a su lado

Emily hace todo lo que está a su alcance para que su gato este bien y mejore su calidad de vida. Viven en un ambiente agradable y familiar, acompañados de otras mascotas; un perro de rescate rumano, un caballo, y otros dos felinos.

Pero Emily está muy feliz con su minino, no lo descuida nunca y sigue muy atenta con los cuidados que necesita.

«Lo tengo que alimentar cuatro veces al día y no puede comer más de 15 gramos. Va a tener esta condición por siempre y tendrá que ser medicado para que sus niveles de calcio sean normales», comentó la noble humana.

La mujer cree que su gato tendrá una vida normal y ella hace lo necesario para que así sea. Pero está consciente de que en la actualidad existe poca información sobre la enfermedad y no está del todo segura.

¡Es un gatito muy especial!

La enfermedad que aqueja a Munchie es de por vida, requiere de análisis de sangre frecuentes y mantener una medicación mientras viva. Por fortuna tiene a la mejor madre humana del mundo que le da mucho amor, cuidados y atención.

Mientras tanto, Munchie sigue adelante, dándole alegrías a la gente que lo rodea y siendo adorable y tierno como ninguno.

Comparte esta emotiva historia con todos tus amigos, todos los animales merecen una oportunidad sin importar su condición. Hay que aprender a amar tal como ellos lo hacen.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!