Gatito queda muy triste cuando lo adoptan sin su amigo–Su dueña no pudo soportar su corazón roto

No podemos negar que a pesar de que existen cientos de organizaciones y refugios que velen por la vida de los animalitos abandonados, y muchas personas con la única intención de darles mejor calidad de vida, en cada refugio del mundo, aún quedan muchos animalitos que esperan por tener un hogar permanente que les brinde infinito amor.

Muchos peluditos tienen la suerte de encontrar un hogar donde los traten como un miembro más de la familia, a otros, les queda fortalecer los vínculos entre ellos mientras esperan a alguien que les quiera cambiar su vida.

Los refugios ofrecen un hogar temporal a perritos y gatitos abandonados mientras gestionan adopciones.

Así es la historia de Mojo, un gatito de once años, y Max de 16 años, ambos abandonados en el Control de Animales del Condado de Anne Arundel en Maryland. Los gatitos compartieron durante años en el refugio volviéndose inseparables. Sin embargo, la suerte llegó para Mojo después que una mujer lo adoptara y se lo llevara a casa. Todos en el refugio estaban felices de poder encontrarle un hogar al hermoso gatito después de tanto tiempo, pero nunca imaginaron que Max quedaría con un vacío irremplazable.

Les ofrecen ayuda física y psicológica, muchos de los animalitos son rescatados en terribles condiciones.

La tristeza era de ambas partes, cuando la mujer llegó a casa con Mojo tenía un gatito muy deprimido que le rompía el corazón a cualquier amante de los animalitos. Decidida a ofrecerle lo mejor a su nueva mascota regresó al refugio y adoptó al mejor amigo de Mojo. Max también tendría un nuevo hogar con todas las comodidades, lo más importante, estaría de nuevo con su fiel amigo. Sin duda, ambos gatitos son inseparables y tendrán juntos una larga y feliz vida.

Se debe fomentar el buen trato hacia los animalitos y concientizar sobre su abandono.

Gracias al infinito amor de esta mujer por los pequeños felinos Max y Mojo ahora tienen su propia caja de arena y suaves mantas para sus noches frías. Con sus travesuras llenan su nuevo hogar de felicidad, este par seguirán conquistando el corazón de su nueva persona favorita que no solo les da comida y techo, sino les ofrece una familia de verdad.

Difundir la idea amar y respetar a los animalitos como nuestros semejantes.

Aún quedan muchos peluditos por rescatar, anímate a ser parte del cambio y ofrécele una nueva vida a algún perrito o gatito, acércate al refugio más cercano y lleva a casa una mascota, tendrás a un verdadero amigo fiel e incondicional. Motiva a tus familiares y amigos a donar u adoptar y seamos parte del cambio que esperan nuestros peluditos.

Comparte esta nota en tus redes y hagamos posible que más gatitos encuentren un verdadero hogar.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!