Gatito rescatado agradece de la forma más tierna dejando una huella especial en su caja de arena

Snowball es un adorable gatito que llegó a Mini Rescue al ser dejado por su verdadera familia, sus dueños debían mudarse y ya no podían tenerla más en casa. Por este motivo la organización se vio en la obligación de buscarle un hogar de acogida mientras esperaba el turno para ser adoptado.

Con su nueva familia de acogida el gatito estaba muy confundido.

Ryoko Komine fue la mujer que acogió al dulce gatito, ella y su familia hicieron todo lo posible para que Snowball encontrara esa estabilidad que tanto necesitaba. Sin embargo, el gatito decidió ir tras su familia y a tan solo dos días de haber llegado a su hogar de acogida, el gatito angustiado buscó la forma de abrir una de las ventanas y salió.

Al parecer extrañaba mucho a su familia y quería ir tras ellos.

El incidente provocó que Komine contactara a todas las autoridades y grupos locales para que la ayudaran a encontrar a Snowball, pero tras días de extensa búsqueda terminaron la jornada sin éxito alguno, por lo que su madre de acogida llegó a pensar que el tierno gatito se había ido para siempre.

Después de dos meses recibieron una llamada informándole sobre un gato extraviado.

Cuando sus esperanzas estaban desapareciendo alguien les dio noticias sobre un gatito que estaba en apuros, de alguna forma había terminado en un desagüe. Inmediatamente contactaron a la RSPCA quienes rescataron al gatito, a través de un microchip pudieron identificar que se trataba de Snowball.

El gatito estaba a menos de un kilómetro de su casa de acogida.

Cuando le hicieron los exámenes pertinentes notaron que el gatito estaba muy delgado y delicado de salud. Su familia de acogida lo llevó al veterinario pero no le dieron noticias alentadoras. El gatito quería vivir y sacó toda su fuerza interior para vivir, poco a poco comenzó a recuperarse.

El veterinario indicó que Snowball solo tenía el 50% de probabilidades de sobrevivir.

Su familia de acogida decidió que lo mejor era adoptar de Snowball para que nunca más tuviera que cambiar de hogar. Después de todo el gatito ya se ha acostumbrado a la casa y a los otros animalitos que integran la familia. Snowball sin duda está muy feliz y le encanta hacerles saber su agradecimiento con una huella muy especial.

Snowball al hacer pis en su caja de arena lo hace en forma de corazón.

La familia ha decidido tomar esta hermosa señal como una carta de agradecimiento. El tierno gatito le encanta hacerle saber a sus dueños lo feliz que esta por haberle salvado la vida y hace pis en forma de corazón con bastante frecuencia. Sin duda, hay muchas huellas que nos marcan a lo largo de nuestra vida, pero esta es una de las más tiernas que veremos en mucho tiempo.

Comparte la nota para que todos vean que para agradecer muchas veces no se necesitan palabras.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!