Pasó de vivir en la calle abandonado a ser el gerente de una tienda amado por todos

Los perros y los gatos son los animales de compañía por los que más optan las personas, eso es bastante normal, pero lo que no es normal es convertir a un minino en gerente de un negocio, suena a broma, pero está lejos de serlo.

Es el mejor jefe que alguien puede tener

Esta es la historia de Silvestre, un gatito que es gerente de una zapatería, y que ya lleva en el cargo más de ocho años.

César Quintana, empleado de dicho negocio encontró a Silvestre en 2012, lo encontró en la calle y piensa que Silvestre vivió la misma suerte que muchos otros animales de la calle: nació ahí, tuvo complicaciones para conseguir alimento, sufrió maltratos y las inclemencias del clima, hasta que encontró un corazón que ya no estuvo dispuesto a abandonarlo.

Así es como César decidió adoptar al pequeño Silvestre y hacerlo su compañero de trabajo y de vida. Así que no pasaron muchos días antes de que él lo llevara a su trabajo, ya que no tenía con quién dejarlo.

Y la respuesta de su equipo de trabajo fue bastante buena, por lo que lo contrataron como «Coordinador de sucursal», y en ocho largos años no ha faltado ni una sola vez a su trabajo.

“Qué bueno que el gatito encontró a un dueño que lo quiere, y que ya nunca más estará solo”, comentó un internauta.

El buen Silvestre, que es negrito con blanco y tiene unos ojos realmente encantadores, se ha convertido en un amuleto para la zapatería, ya que a veces las personas solo entran para poder acariciarlo, y ya estando adentro deciden realizar alguna compra.

“Es un gatito muy cariñoso, ya se acostumbró al trato diario con las personas, y cuando está de buen humor deja que lo acaricien por mucho tiempo, pero también sabe lanzar manotazos cuando no quiere que lo toquen”, declaró César Quintana.

Silvestre tiene en la zapatería varios juguetes y camitas para poder tomarse algún receso durante sus horas de trabajo, y las personas se sorprenden al ver lo relajado que puede estar dentro del negocio.

¡Es hermoso!

Los empleados de la zapatería quieren tanto al buen Silvestre que incluso crearon un perfil de Facebook, en el cual comparten fotos del peludo gatito y de su día a día en la zapatería; y después de tantos años, el pequeño tiene una gran cantidad de seguidores.

Este es un ejemplo más de lo bonito que es querer a cualquier animal, ellos son agradecidos y su amor siempre es incondicional. Comparte el rescate de este adorable gerente.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!