Sus suplicantes maullidos lo salvaron de ser atropellado por un camión de desperdicios

Seguramente alguna vez has escuchado que dicen que lo que es basura para unos, puede ser tesoro para otros. Sin duda, el dicho calza perfectamente a nuestra historia.

Dos hombres estaban realizando su rutina de recolección de desperdicios cuando se percataron de una de las escenas más dolorosas para los amantes de los animalitos.

Un tesoro hallado justo a tiempo.

Los hombres estaban a punto de aplastar una pequeña bolsa negra cuando escucharon ruidos provenientes de la misma.  Los sonidos se intensifican más a medida que se acercaban y pudieron de deducir que eran pequeños maullidos desesperados.

Los hombres sabían que debían detener el camión inmediatamente.

Los trabajadores nunca se imaginaron encontrarse con un pequeño gato gris roseado con gasolina. Solo alguien deshumanizado seria capaza de actuar de tal manera, así que  sabían que debían brindarle atención de inmediata. Afortunadamente estaban dispuestos a salvar  la vida del pequeño gatito y lo llevaron al hospital veterinario más cercano.

Los suplicantes maullidos fueron escuchados por dos ángeles terrenales.

Cuando atendieron al pequeño todo el personal del hospital estaba sorprendido, no entendían cómo aún  estaba con vida después de todo lo que había pasado. Lo encontraron muy deshidratado y con un cuadro severo de desnutrición. Entender cómo logró mantenerse vivo dentro de una bolsa y respirando humos de gas será un verdadero misterio.

Un milagro es la presencia de este hermoso gatito.

El personal del hospital decidió nombrarlo, ahora se llama Miracle Maisy. Maisy está en proceso de recuperación, tiene una personalidad muy atractiva que le permite brillar sin mucho esfuerzo. Mientras espera un hogar fijo, sigue disfrutando de todo el amor que está recibiendo.

Una caricia que llegó al alma de Maisy para poder salvarla.

Deseamos que pronto Maisy pueda recuperarse por completo y llenar de alegría algún hogar. Aunque la tierna gatita hoy tuvo un final feliz nada hubiera sido posible sin la asistencia de los trabajadores de saneamiento. Ellos merecen todo el respeto y halago por su honorable labor, aún más, por acudir a las suplicas del indefenso gatico.

La ayuda siempre llega de quienes menos esperamos.

The Dodo

Son muchos los gatitos que son abandonados y expuestos a las peores torturas. Por favor, es preciso que nos organicemos como sociedad para hacer respetar la vida de los tiernos gatitos que tanto nos necesitan.

Comparte la nota para que el mundo entero conozca esta historia y a través de ella podamos crear conciencia.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!