Dos gatitos con historias distintas de abandono estaban destinados a ser hermanos

Cualquier persona que tenga noble corazón es capaz de sentir el dolor del abandono de dos gatitos que nacieron marcados con la misma triste historia.

Vinieron al mundo luchando por sobrevivir, y lo que es peor, sin tener lo único que les podía dar protección y seguridad.

Sin ningún otro recurso, cuando no hay nadie más en un medio hostil, todo está perdido. El único que puede hacer algo para marcar la diferencia y cambiar el sentido de su existencia eres tú.

La suerte estuvo del lado de éstos bebés, ya que al menos fueron encontrados y rescatados  en lugares distintos de Bradford, Inglaterra por residentes que se mostraron preocupados y no los dejaron perecer.

Poco sabían en su camino hacia Katie Lloyd, fundadora de Bradford Cat Watch Rescue (BCWR), que sus destinos estarían entrelazados.

Al Sr. Frosty, como fue llamado en el refugio, lo encontraron en la calle como tantos otros. El pobre tenía entre 2 a 3 semanas de nacido, las más difíciles de su vida, estaba muy asustado y sufría de hipotermia. Katie se preparó para llevarlo al cuidado de crianza neonatal, ya que necesitaría un seguimiento intenso durante 72 horas.

Un gatito de esta edad tiene un pronóstico muy reservado sin su madre.

El refugio está a cargo de voluntarios que asumen el enorme compromiso de trabajar sin descanso para verlos florecer. Cada año salvan a más de 500 gatos.

Explican que no abogan por la práctica de poner a las crías huérfanas con madres que amamantan por el riesgo que conlleva.

Para la madre sería injusto añadirle más tensión de la que tiene por criar a sus propios bebés. Además del trauma de la concepción, el embarazo y el parto, es muy triste enfrentarla a la posibilidad de la pérdida de una cría. Por otro lado existe un gran riesgo de infección cruzada de muchas enfermedades felinas que permanecen latentes durante varias semanas o meses antes de que aparezcan los síntomas.

Mientras Katie cuidaba al Sr. Frosty, otros estuvieron recorriendo durante algún tiempo el área donde fue descubierto para tratar de localizar a su madre u otros hermanos sin ningún resultado.

Luego fue tomado por Emma Harley, su nueva cuidadora, quien estaba feliz de recibir a la pequeña bola blanca que ronroneaba de agradecimiento.

Aún necesitaba ser supervisado de cerca, ya que la salud de los gatitos que aún deben ser amamantados es frágil y puede cambiar en un instante.

De la nada, tan solo un par de semanas después apareció otro bebé, mientras Katie recaudaba fondos en un supermercado local, un hombre se acercó a ella y le entregó una caja. Dijo que acababa de encontrar un gatito abandonado en su jardín. Antes de que ella pudiera decir algo, él se dio la vuelta y desapareció tan rápido como había aparecido.

Katie miró a este dulce gatito macho de 2-3 semanas, literalmente cubierto de pulgas. Para sanarlo y remediar su triste corazón lo lleva inmediatamente al veterinario, también estaba extremadamente débil por la anemia y sufría de hipoglucemia. Fue puesto en cuidados intensivos.

Los voluntarios se quedaron toda la noche a su lado. A medida que pasaban las horas observaban con esperanza como su frágil cuerpo mostraba signos de mejoría.

Lo llamaron Lollipop y fue llevado a un hogar de acogida hasta que tuviera la edad suficiente para ser adoptado. En este lugar conoció al apuesto gatito Sr. Frosty.

Juntos pasaron de tener un triste pasado a sentirse y comportarse como verdaderos gatitos felices, tenerse el uno al otro era justo lo que necesitaban para prosperar.

Una vez que fueron un poco mayores y dejaron el biberón, los trasladaron a otro hogar de acogida dentro de la organización. John Lee se hizo cargo para que estos chicos pasaran las siguientes etapas.

Su vínculo se fue fortaleciendo con cada día que pasaba.

Llegó el momento crucial en el que estaban listos para ser puestos en adopción, la tristeza de pensar que se separarían fue enorme, cruzaron los dedos para que apareciera alguien dispuesto a adoptar a esta pareja.

¿Has visto sus caritas?

Deseo cumplido. Una familia se siente súper feliz de abrir las puertas de su corazón y hogar a esta pareja convirtiéndolos oficialmente en hermanos.

Son increíblemente adorables, incluso recibieron nuevos nombres que combinan con sus personalidades apuntándose al duo de la comedia slapstick del viejo Hollywood. Lollipop fue nombrado «Stan», y el Sr. Frosty responde al nombre de «Olly», en honor al famoso Stan Laurel y Oliver Hardy.

Facebook

No estarían aquí hoy disfrutando de una vida unidos como hermanos de no haber sido por la ayuda de almas bondadosas.

¡Linda historia! No te arrepentirás si la compartes con muchas personas, no cabe duda que adoptar es una experiencia maravillosa.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!