Los interminables abrazos de agradecimiento de unos gatitos tras ser rescatados por un policía

Esta es la historia de cómo el policía Adkins, de Texas, terminó un día de trabajo como cualquier otro con dos nuevos amigos que seguramente llenarán de amor su vida y la de su familia. Todo comenzó cuando Adkins y su compañero recibieron una llamada justo cuando terminaban de atender un robo en una tienda local; ahora su nueva misión era rescatar a unos gatitos que estaban atrapados debajo de un auto en el estacionamiento de la misma tienda.

De inmediato, se dirigieron al auto en cuestión y comenzaron a escuchar los maullidos que clamaban ayuda, revisaron con minuciosidad el auto y encontraron a los gatitos dentro del parachoques.

“Los gatitos estaban en el parachoques, seguramente su mamá los puso ahí para que se resguardaran del frío. Además, la dueña del auto se enteró de la situación y declaró que no tenía idea de cómo habían llegado ahí y que no eran suyos”, dijo Jesse Minton, del Departamento de Policía de Arlington.

El policía que se encargó de sacar cuidadosamente a los gatitos fue Joe Bob Adkins, quien maniobró con mucho cuidado para no lastimarlos y no espantarlos más, ya que en realidad se veían muy confundidos.

El oficial Joe, a la izquierda, rescató a los gatitos y quedó enamorado de ellos al instante

Después de haberlos rescatado, Adkins llevó a los dos gatitos a su patrulla, ahí los cargó y los acarició para que se sintieran seguros y queridos, y los gatitos simplemente se dejaron querer y al mismo tiempo se acurrucaron en los hombros de Adkins y no dejaban de abrazarlo.

Los dos oficiales decidieron llevar a los gatitos a una revisión veterinaria, para asegurarse de que todo estuviera bien con ellos, el médico que los atendió determinó que tenían cerca de seis meses de edad y que su salud era buena.

Lo siguiente que hicieron los oficiales fue alimentarlos con formula, ya que se imaginaron que debían estar hambrientos y porque en realidad no tenían idea de cuántos días llevaban en el auto donde los encontraron.

Por supuesto que el oficial Adkins se encariñó mucho con sus nuevos amigos y no pasó mucho tiempo para decidir que los adoptaría a ambos para poder darles amor y para que su familia los viera crecer.

“Quizá los nombraré TJ y Max. Estoy seguro de que mi familia estará muy feliz de recibirlos y yo más”, dijo Adkins.

Es muy seguro que el oficial Adkins no planeara terminar su día con dos nuevos miembros en su familia, pero también es muy seguro que no se arrepentirá de haber decidido que así fuera.

Arlington Police Department

Sin duda, los animales son capaces de conquistar nuestros corazones en cuestión de minutos con su dulzura inagotable. Lo mejor que podemos hacer es abrir nuestros corazones y dejarlos entrar.

¡Comparte esta emotiva historia con todos tus amigos y fomentemos la adopción animal!

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!