Gatitos reciben a huéspedes de un hotel para ayudarlos a descubrir si son sus mascotas ideales

Dar la bienvenida a una mascota es una decisión muy importante para la que debemos estar lo más preparados posibles. Algunas personas pueden sentirse indecisas a la hora de elegir entre un gato o un perrito pero hay un lugar en Japón que es la solución a todos sus problemas.

El hotel está ubicado en la prefectura de Kanagawa, en Japón

En My Cat Yugawara, los turistas del lugar pueden acceder a una habitación que viene nada menos que con un hermoso gatito. Todo esto pensado para quienes quieren probar si estos hermosos animales son la mejor opción para ellos. 

“Muchas personas vienen porque quieren tener mascotas pero no tienen permitido llevar animales a casa. De esta manera pueden vivir la experiencia por unas horas”, explicó Akihiro Ochi, el dueño.

Se trata de un tipo de posada conocida como Ryokan. La habitación es completamente tapizada con tatami y cuenta con una serie de áreas públicas. Sin embargo, lo más especial de My Cat Yugawara es que por un costo adicional puedes pasar tu estadía junto a un hermoso gatito.

«Existe la posibilidad de que los gatos quieran deshacer tu maleta o jugar con tu equipaje», advierte el hotel en su página web.

Al llegar a recepción, entregan a las personas una cajita de arena y una pequeña pala para poder limpiarla cuando sea necesario. El gatito llegará a la habitación al final de la tarde y podrán contar con su compañía hasta las 9:00 del día siguiente.

“Nos aseguramos de que las ganancias sean destinadas para comprar los alimentos de los gatos y cubrir sus visitas al veterinario”, asegura el gerente del hotel.

El lugar busca crear conciencia sobre lo importante que es ser realmente responsable a la hora de tener una mascota. No todo es pasar un rato de mimos y juegos.

Los peluditos de la casa se vuelven una parte muy importante de nuestra vida y afectan por completo nuestra rutina. Debemos recordar alimentarlos todos los días, brindarles amor y asegurarnos de que reciban atención veterinaria cada vez que sea necesario.

“Ningún gato está trabajando. Lo único que deben hacer acá es comer, dormir y ser felices”, aseguró el dueño.

Las personas se hacen completamente responsables de los peluditos durante su estadía. De esta manera logran hacerse una idea muy completa de todo lo que significa tener a un gatito en casa.

El precio de una noche de prueba con los gatitos es de 60 dólares.

Lo mejor de todo es que si lograste forjar una relación muy especial con el minino, puedes llenar una aplicación de adopción. Los encargados del lugar realizan una serie de entrevistas para asegurarse de que la persona es la indicada y de que le brindará a los gatitos todo el amor del mundo.

“Todos los empleados conocen a los gatos. Ya sabemos las peculiaridades y personalidades de cada uno”, dijo el dueño.

Es maravilloso que una posada dedique tanto tiempo a cambiar la vida de muchos gatitos que buscan un hogar. Son un verdadero ejemplo de que siempre podemos hacer algo para promover el amor y el respeto a los animales.

¿Te gustaría hospedarte con un gatito? Comparte esta nota para dar a conocer todo sobre esta posada tan única.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!