Graban a un gato acercándose a su «presa» en un estanque, pero su ternura fue más fuerte

La mayoría de las personas tienen la idea preconcebida de que los gatos en general nacen con un instinto de cazadores que no les permite socializar con animalitos como los peces, por ejemplo. El solo imaginarse un felino de amigo de un pez, parece una idea descabellada o tal vez imposible.

Todos los que hemos tenido gatos sabemos que el instinto en ellos puede ser más fuerte que todo. Son bastante curiosos, les encanta atrapar cosas, entre ellas “presas”, todo lo que se mueva.

Sin embargo, en ocasiones los gatos al mirar a los pececitos pueden percibirlos no solo como un posible banquete, sino también como algo que los divierte y les permite jugar con sus típicos movimientos.

¿Es posible entonces que pueda surgir una relación amistosa ente un gato y un pececito? Tal parece que sí, y fue lo que precisamente ocurrió, algo totalmente increíble y sorprendente que llamó la atención de muchísimas personas en Internet.

Se trata de un bellísimo felino de ojos grises y largos bigotes de raza Maine Coon, propia de Estados Unidos, que se acercó a un estanque donde estaban varios peces.

En el video se ve claramente cuando el gatito empieza a acercarse al estanque cada vez más. Varios pececitos de color naranja nadan tranquilos mientras de pronto, el pez más grande comienza a besar al gato quien parece agradarle mucho esas manifestaciones de afecto que fueron grabadas, aproximadamente, por unos 30 segundos de besos mutuos.

Fish kisses cat

Fish comes to the surface of the water to kiss the cat

Publiée par Newsflare sur Vendredi 8 février 2019

La reacción de las personas fue de sorpresa y mucho agrado porque la imagen transmitía la ternura y la amistad que puede surgir también en los animales.

Muchos de nosotros deberíamos aprender de ellos. El gato ganó mucha estima en Facebook por esa escena tan linda e inesperada en un animalito de por sí cazador.

No es común ver con frecuencia un pez sacar su cabeza del agua y levantarse para besar a un gato. En el vídeo podía verse cómo disfrutaban ambos de esos dulces besos. Los otros pececitos paseaban con toda paz y tranquilidad en el estanque siendo testigos de la escena.

Como siempre los comentarios en Facebook no se hicieron esperar:

«Creo que el gato no tiene hambre. Bien por el pececito”, dijo un internauta.

Este video nos deja una gran enseñanza: el amor, afecto y cariño entre seres vivos de distintas especies no es algo imposible porque cuando se desea establecer un vínculo con alguien no importa su origen, ni su condición.

Lo que sí es una gran verdad es que imágenes como esas motivan y nos hacen sentir muy bien a todos. ¿Más ternura?, imposible…No te vayas sin compartir.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!