Gemelos idénticos huerfanitos vagan por una propiedad confiando que aparezca alguna mano amiga

Un buen samaritano vio a dos pequeños gatitos vagando por una propiedad en el campo de Ontario, Canadá. No hubo avistamiento de una madre gata, y los gatitos necesitaban un refugio seguro.

El sujeto se acercó a Mellissa, fundadora de Tiny But Mighty Kitten Rescue, en Cornwall, en busca de ayuda, y continuó atento a la mamá gata.

Diminutos y preciosos, estos gatitos recibieron la ayuda justo a tiempo

Mellissa recogió a los inseparables hermanos felinos y les dio la bienvenida a su hogar de acogida. Después de bañarlos y tratarlos contra las pulgas, se convirtieron en los gatitos más peludos.

Los dos hermanos se instalaron rápidamente en su nuevo lugar con mantas suaves y mucha comida para saciar su apetito.

Los gatitos, a las 4-5 semanas de edad, se adaptaron muy bien a la vida en interiores. Se engancharon a su biberón y devoraron la fórmula para gatitos como campeones. Después de tener la barriga llena, gatearon hasta el regazo de Mellissa y ronronearon para dormir.

El dúo felino exploró alrededor de su espacioso parque y rápidamente aprendió cómo hacer ruido y dar vueltas, jugar con juguetes nuevos e incluso usar la caja de arena. Los hermanos gemelos se ven casi idénticos: uno usa un «babero blanco» más grande que el otro. No solo se parecen, sino que también se contagian y comparten un vínculo increíble.

Este par de traviesos encontró una torre de gatos perfecta para su diversión

Si un gatito pone sus patas en un juguete, el otro viene corriendo y se une a la diversión. Se copian entre sí cuando juegan e insisten en hacer todo juntos.

Cuando Mellissa los cepilló por primera vez, los gatitos encendieron sus motores e instantáneamente llenaron la habitación con sus ronroneos retumbantes.

¿Cómo negarse a la ternura de estos gemelos adorables?

Los dulces gatitos a menudo se duermen abrazándose unos a otros. Son las máquinas de ronroneo más dulces y los abrazadores más suaves. Cuando un hermano recibe la botella, el otro se queda a su lado, acurrucándose. «Es como un sistema de apoyo mientras el otro bebe su botella», dijo Mellissa.

Se animan mutuamente a jugar y comprobar cosas nuevas. Son valientes y aventureros, y no quieren perderse ninguna acción.

Mellissa trajo un árbol para gatos nuevo a su habitación, y en segundos, ambos gatitos comenzaron a caminar siguiendo las instrucciones, como si estuvieran tratando de ofrecer una ayuda.

Cuando el montaje estaba a mitad de camino, los gatitos decidieron con impaciencia probarlo y saltaron con sus micro garras. Los gatitos prosperan en hogares de crianza. Han aprendido a disfrutar de la compañía de sus humanos y nunca les falta atención.

Estos gatitos han prosperado enormemente

Están comenzando a aprender a comer alimentos sólidos y pronto comenzarán a emerger sus personalidades. Los gatitos aman su vida en interiores y nunca tendrán que pasar un día más en la calle.

Los gemelos tienen mucho que crecer y habilidades felinas que perfeccionar. Juntos, forman el dúo más lindo y estamos seguros de que muy pronto hallarán su hogar, juntos.

Comparte esta bella historia, que vale por dos en ternura, diversión y esperanza.

Más noticias sobre: